Al otro lado de la mentira; la verdad.

Publicado en mi primer blog el 14 octubre, 2005 

Nada amigo, ayer, que me dio por querer rescatar momentos.

Parece que mi amor ya no me quiere. Tanto, quiero decir.

Ya no está o hace tiempo que no está pero no me quise dar cuenta antes.

Me olvidé debajo de las sabanas y entre otros cuerpos.

430 km y a veces cuando me entra la necesidad de querer que me quiera, aunque sea en la distancia como fue durante un tiempo, ya no asiente con la cabeza, ni las palabras. Ya no le late el corazón por mi.  Se nos difuminó hasta diluirse nuestro futuro juntos. Algún amor, distinto de mi, le estará rondando la mente y la polla.

Duele la verdad cuando eres tu quien está al otro lado de la mentira y se cae la venda, esa que tanto te digo que me cubre los ojos y cura las heridas (La Ignorancia).

Recurro a ti por que sabes cómo y donde estoy o porque te invento o me invento un ser a medida cuando lo necesito y tu das la talla. Me alivia tu compañía. Esa integridad que aparentas. Me gusta que estés aquí, en esta habitación tan grande y vacía sin el. Hablar y ver como te lo montas, buscando artimañas y enredando las palabras para hacerme creer que el, aún me quiere.

Publicado en mi primer blog el 14 octubre, 2005 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *