Rompiendo promesas

promesasEsperaré a que vuelvas de pronto, como apareciste en mis días, como aparecemos todos, de casualidad. Has derribado tantos muros de contención, que casi no me sujeto en pie.
Y no pronuncio tu nombre porque no debo. Yo, que siempre juré sobre mis mandamientos; no hacer lo que no quiero que me hagan. Aquí me tengo, rompiendo promesas.

Pones tanta atención cuando me miras…

Me rindo. Me muerdo los labios recordando momentos. Releo tus mensajes, única prueba fehaciente de que fuiste real, que no te he inventado.

Me rindo, acepto sin condición ser la otra.

No se que parte de alma me pellizca, me pregunta por ti y no se que contestar.

Publicado en mi primer blog el 23 julio, 2009

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *