El fin del mundo y yo en rulos

La Era de Codependencia.

La teoría me la sé al dedillo. Ponme un examen y te saco un diez, pero de lo de que delante de una pareja aún me salen ramaladas de codependencia no tengo ninguna duda, de que me avergüenzo de ello tampoco.

Recaigo como recae un alcohólico bebiendo el trago de gracia. Lo noto cuando me entra una especie de ataque de mal quererme y de repente es el fin del mundo y yo en rulos, desubicadisima perdida. 

Es el Ego el que habla. Quítate que me pongo. Es patológico, enfermizo. Como una resaca de toxicidad que lo inunda todo.

Esos sentimientos son patologías, enfermedades del ser, canceres en y del alma y no tienen nada que ver con la vida, ni con las cosas que puedan parecer dolorosas de la vida, nada que ver y todo eso no hay que abrazarlo, ni aceptarlo, ni asumirlo, ni justificarlo. Si supiera usar el bisturí la amputación quirúrgica sería la salida mas acertada.

Sentirse una mierda no forma parte de ninguno de los tratos que hicimos con la vida el día que nacimos. El trato consistía en disfrutar y en sufrir, así es la vida, pero siempre desde el respeto  por ti mismo, desde el amor incondicional hacia ti, desde ahí; que salga el sol por donde quiera.

Que mal se siente uno cuando se siente mal desde la codependencia.  Tengo la certeza de que con estas pintas internas que aún me gasto, no debo cruzar muchas esquinas, los golpes con ellas duelen de más.

Si no te quieres a ti, un pozo sin fondo y tu, sois los mismo.

Cuando ames a alguien hazlo con toda la inmensidad, fragilidad, fortaleza  y vulnerabilidad que consideres, con toda la intensidad que se tercie. Ama sin necesidad de ponerle, ni ponerte ningún límite. Desde la incertidumbre, sin garantías,  pero sabiéndote un SER COMPLETO.

Seres completos

Seres completos

Cuando digo que estoy reconstruyéndome o cosiéndome las alas a esto es a lo que me refiero. En este monasterio de clausura me estoy protegiendo de mi. Salir a la vida con estas pintas es como hacer paracaidismo, sin paracaídas. ¿Serías capaz de disfrutar del viaje?

Amar si pero desde el amor propio, desde el creernos merecedores y dignos de todo lo bueno que nos paseLimpiar toda la mierda y barrer al carajo, esos pensamientos autodestructivos.

Tu vida gira en torno a donde pones el foco.

Amar si, pero desde sabernos seres completos. Con la fortaleza y fragilidad que te construye y sin olvidarnos que somos seres únicos, preciosos y maravillosos. Que no pasa nada si cometemos errores. Eso es lo que tenemos que creernos, independientemente que tengamos la suerte de que alguien nos lo recuerde o nos lo refuerce, independientemente de ese alguien.

Los que aún no gozamos de una autoestima correcta, nos creemos tan poca cosa, tan como si por dentro tuviéramos algún defecto de fabrica que creemos que cuando conectamos con alguien y nos ama,  le debemos algo. No nos creemos del todo dignos de ese amor. Estamos esperando la patada, la misma que no nos deja mucho margen al disfrute.


Del Corto “Estoy aqui”

Por recomendación de una persona que resulta para mi ser un sueño hecho realidad, acabo de ver un corto que simula lo que significa la codependencia en imágenes;  “Estoy aqui” . Va de un robot que se enamora de una “viva la vida” que anda por ahí perdiendo por camino sus extremidades y el robot le regala las suyas como muestra de amor, quedándose el sin ellas y con la lógica dificultad que ello conlleva para la vida cotidiana.

Seres así nos convertimos en un saco sin fondo que nunca colmamos, ni colman y nos metemos en un espiral de dar, dar, dar, dar,  sin darnos cuenta de que dar está muy bien, pero siempre y cuando no te quedes por el camino,  minusválido. (Esto representa muy bien lo que hará una personalidad de eneatipo 2 en su estado enfermo)

El amor nunca ha consistido en dar tu vida por el otro. Los hay que matan y que después de matar, se matan ellos, (lo mal llaman crimen pasional). Ya puestos a matar:  ¿no sería mejor hacerlo en orden inverso y así se hace limpieza de lo que si resultó ser un problema que nunca llegó a solucionarse?

Los codependientes, llevamos demasiado tiempo pensando que somos la mitad de algo y que necesitamos nuestra otra mitad para sentirnos completos debido a lo que consideramos “nuestras carencias” y no, eso y que tenemos carencias, es un invento que nos hicieron creer y al hacerlo hemos permitido “quedarnos con la percepción” que algunas de las personas que pasaron por nuestro lado se llevaron una de nuestras piernas, uno de nuestros brazos o ambos … de modo que cuando esas personas deciden irse (irse por patas de ahí es un acto de lo mas lógico e inteligente),  nos sentimos por un tiempo como amputadosy ese es/fue nuestro error.

No pasa nada por dar, pasa por esperar recibir algo a cambio. Esperando recibir por ejemplo que nos quieran como nosotros lo hacemos. El amor no es un trato comercial, no duele, no resta, ni quita, no ata, no asfixia, si lo hace, no es amor. Llámalo como quieras, pero no es amor.

Lo de que nos quieran,  ya pasa sin ejercer ninguna presión ni fuerza sobre ello. Quien te ama/te ama y no es necesario darle ni tu pierna izquierda, ni tu brazo derecho, ni mucho menos que por hacerlo te creas que el amor es más puro así, como si ese fuera un acto de entrega hermoso (un acto de entrega lo es, pero de hermoso no tiene nada). No es necesario quedarnos minusválidos, ni tetrapléjicos por el camino.

Ya no sé si me explico; ¿Me estaré explicando bien?.


Con esto no insinúo que todas las personas puedan aprovecharse de ti, aunque ya te digo que aumentas mucho las probabilidades de ser un incauto. Esas personas que formaron parte de tu vida, son exactamente igual de maravillosas que un día creímos, el problema no esta en esas personas, el problema lo tuvimos nosotros amando desde la codependencia.

En este vídeo esta la mejor explicación de como amar desde el amor que sana, ten paciencia, escuchalo entero. Es una hora y pico que puede resolverte muchas de las preguntas que llevas haciéndote toda tu vida, incluso, te resolverá dudas que aún no sabes que tienes.  Amor que sana.

Amar es compartir sumando, aportando, añadiendo y disfrutar con la misma intensidad pero manteniendo intactas nuestras extremidades (buena metáfora la del corto) y todo esto independientemente de que se quede a nuestro lado o no la persona que elegimos para amar.

Amar es construir, aportar, sumar y si por motivos de la vida, a quien estas amando desaparece (puede morirse en un accidente, puede morirse de un puto cáncer, puede morirse de aburrimiento al ver como no apeas tu látigo del auto maltrato, puede irse por patas al Caribe con otro o con otra) no pasa nada, dolerá como todo lo susceptible de dolor, pero si estas curado de ese mal, te tienes a ti con todas tus extremidades y tu capacidad de amar, esa es tan tuya como tu nombre y tu apellido.

Ser un ser completo significa eso, disfrutar sin limites, ni espera de resultados y que cuando la persona se vaya, lo hará sin que tu tengas que quedarte con “tu sensación” de sentirte un minusválido al que le faltan gran parte de sus extremidades. Al sentirte un ser completo estarás igual de completo para disfrutar de nuevo del siguiente amor que venga.

El Poder de la Vulnerabilidad

Creernos indignos tiene mucho que ver con una incorrecta autoestima y con tener mucho sentido de la vergüenza (pero de la mala, la vergüenza tóxica). Tengo que creerme digna de todo lo bueno, valorarme y no seguir faltándome el respeto como a veces sigo haciendo, pero aseguro que no es un acto consciente. ¿Alguien sabe donde está el Bisturí?

2 comments on “El fin del mundo y yo en rulos

  1. Con sólo escribir esto, ya has exorcizado una buena parte de tus temores y debilidades. Sabes donde está el error y te asquea volver a repetirlo. Estás dando pasos en la buena dirección. Date tiempo. Toda amputación es complicada. Estás eliminando una parte de ti y además tienes el riesgo de pasarte con el bisturí y eliminar partes necesarias de tu identidad. Quizás deberías tomar otro enfoque. Realizar una quimioterapia que disuelva lentamente el tumor. No se que decirte pues yo también estoy bastante perdido.

    Veré la charla de Edmundo Velasco que es al único que no conocía. Me gustó mucho el rediseño del blog. Más claro y luminoso. Así da más gusto (aún) leerte.

    Un abrazo.

    • elPakoP, tu si que das gusto!

      Es leer lo que expresas y se me derrite el alma. Tienes tanto que decir y tanto que dar, que no me parece justo que no hayas creado ya un lugar donde todas tus pertenencias y las que vas regalando por el mundo a tu paso, no tengan casa propia. Te animo a ello si tu alma dice que si.
      Gracias por formar parte de todos los escritos en los que dejas un rastro de amor infinito a tu paso. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *