Probablemente, la mujer más hermosa del mundo.

Eres guapa, se puede hablar contigo de cualquier tema, te desenvuelves bien ante cualquier situación, eres simpática, empática, alegre, divertida, graciosa,  ayudas a los demás, a la gente le caes bien, a algunos les encantas. ¿Cómo es posible que tú misma no te quieras si casi todo el mundo lo hace? (Quererse a si mismo y quererte a ti).

Aunque estas palabras me las hayan dicho a mi diferentes personas que reconozco como maravillosas, también se las han podido decir a Angelina Jolie, esas y mil más y con mejores calificativos. Si, si, como te lo cuen. No me estoy comparando, faltaría más o faltaría menos, pero diciendo casos de personas que nos parece que lo tienen ¿todo?, tal vez entiendas lo complejo del asunto.  ¿Quién duda que ella sea, posiblemente, una de las mujeres más hermosas del planeta?. Además de todos los sinfines de cosas que posee y que otros/as pueden llegar a  considerar el culmen de la felicidad.  Puede que hasta aquí estemos en todo de acuerdo, sino en la mayoría de cosas,  pero resulta que esa mujer deseada, envidiada y admirada por muchos/as, no tiene lo que ella y yo envidiamos para bien, de algunos demás; una autoestima correcta.

¿Qué es una autoestima correcta?

Eres Preciosa porque sí

Eres Preciosa porque sí

Gozar de una autoestima sana, libre de auto-prejuicios y perjuicios negativos hacia ti mismo y valorarte independientemente de los resultados. Valorarte como el ser maravilloso que eres sólo por el hecho de haber nacido. Eres preciosa porque sí.

Mientras fuimos niños, alzamos la mirada hacia la o las personas que se encargaban de nuestro cuidado, esperando recibir de ellas un amor incondicional. De todos modos e independientemente de lo que recibiéramos,  íbamos a darlo por valido igual. Esas personas eran nuestros dioses.  Nuestro mundo de auto valores giró en torno a lo que percibimos de esas personas en concreto. No entorno a cualquiera que pasara por allí. Esos no cuentan, por mucho que nos hayan querido, perdurado en el tiempo e intentado ayudar. Dimos veracidad y valor, a las que nos dijeron que iban a ser nuestros padres, o nuestras madres o las personas que representaban algo parecido a esas figuras o encargadas de desempeñar esos roles. ¿Si la o las personas que están encargadas de tu cuidado, no te quieren incondicionalmente porque ibas a hacerlo tu cuando tuvieras la capacidad de hacerlo?

En esos casos, vamos creciendo y haciéndonos la vida con una autoestima condicionada a resultados. Si tengo o hago-valgo, si no tengo, ni hago-no valgo. También somos expertos en inventarnos excusas para mal querernos.

Un lugar donde eres la victima de nuevo de algo,  es el lugar donde mejor comulga lo que mal piensas sobre ti mismo, con lo que te hace sentir mal. Tu, mal llamada, zona de confort ha pasado a ser el lugar donde eres la victima de algo o de alguien.

Una persona que se quiere y en consecuencia, se respeta a sí misma, es incapaz de aceptar ni la cuarta parte de semejantes atrocidades hacia sí mismo. Se va por patas de la misma forma en la que entró o la metieron en esa situación.

Queriéndonos malamente, que es lo mismo que no querernos.

Las personas con un autoconcepto erróneo, nos creemos seres incapaces, inválidos, defectuosos, mitades de algo, incompletos, erróneos, carentes, necesitados, vagabundos emocionales. Codependientes en toda regla, pero no lo sabemos. Es un acto inconsciente. Vamos por la vida creando dependencias emocionales a factores externos a nuestra propia persona y en consecuencia creando una felicidad que tiene de tramposa, lo mismo que de efímera. Es como una droga a la que ya estás enganchado, mientras la consumes te sientes bien, pero ¿qué sucede cuando dejas de hacerlo?. Somos, mientras estamos sumidos en esas conductas, como surfistas cabalgando olas. Genial cuando estamos sobre las olas (éxitos). Pero esas olas, por lógica, son efervescentes. ¿Saber entender y aceptar la bajada?. Los que no tienen una autoestima incondicional están jodidos.

Veleta

El error común de las personas que tenemos una autoestima incorrecta se debe a que estamos buscando nuestra felicidad, nuestro amor y nuestra paz, fuera de nosotros mismos, como algo externo a nosotros. De fuera a dentro, desde el exterior hacia el interior y así la formula no funciona correctamente en los casos que lo que te devuelva el exterior sea algo negativo. Se trata de una felicidad o un auto valor condicionado a resultados. Si tengo o hago-valgo, si no tengo, ni hago-no valgo.

Una persona que no se quiere (que aún no ha aprendido a hacerlo), ni se acepta a sí misma tal y como es; con sus éxitos y fracasos, sus aciertos y desaciertos, sus virtudes y defectos, vivirá a la deriva y vagará en dependencia de la marea, la resaca o las olas, sin tener un equilibrio real de las situaciones.

Las riendas de tu vida las llevarán unas manos distintas a las tuyas. (Sólo escribirlo ya me da repelús, pues imagínate que eso es lo que he hecho yo en gran parte de mi vida hasta ahora).

Las personas que no han tenido esas carencias afectivas, probablemente no sientan ni vean las cosas como nosotros. Una enmarañada tela de formas de sentir, son las que nos diferencian unas veces y nos identifican otras.

Mucha gente vivimos como si fueramos surfistas cabalgando olas, subidos en esa maravillosa efervescencia de éxito, sintiendo el vértigo y la adrenalina que ello conlleva, disfrutando de ese viaje sin prever las consecuencias. Conste que no tiene nada de malo vivir así, disfrutando de tus logros, de tus resultados positivos, de los aplausos, de los premios, de los ascensos, siempre y cuando seas capaz de valorarte y estimarte del mismo modo, cuando no recibas logros, resultados positivos, aplausos, premios, ni ascensos. En definitiva, valorarte sin condicionar esa valoración a los resultados. Quererte de forma incondicional.

¿Cómo se hace eso del auto quererse, si llevas toda tu vida mal queriéndote? Desaprendiendo, que es gerundio.

Un buen libro de ayuda, pero ayuda real, no como los cientos de la palabrería, es “La trampa de la Felicidad” (Gracias por recomendarmelo, amor y amigo Paco).

Desde que empecé el proceso de recuperación de mi auto concepto, he de reconocer que aún no he conseguido quererme, valorarme y borrar esos patrones de conducta y pensamientos erróneos hacia mi misma. Sigo sentenciando mi valía personal a resultados externos, pero sí que siento que he avanzado con respecto a los “ataques” de algunos demás. Ahora soy yo la única a la que aún le estoy dando ese permiso de ese maltrato en el sentido psicológico. De modo que cuando alguien distinto de mi, me intenta infravalorar, anular, chantajear o atacar,  ya identifico el “para qué” del intento y saco las garras que le salen a las personas con amor propio. No se trata de un acto heroico, ni emprender una pelea verbal. Se trata de poner a cada quien en el sitio que le corresponde. Ni más, ni menos.

Autoestima

Autoestima

Muchas enfermedades conocidas; bulimia, anorexia, vigorexia, obesidad, etc… o casos como el acoso laboral (mobbing), o acoso en el colegio (bullying), entre otros, son posibles,  debido a personas con autoestima incorrecta.

En los casos de acoso, comentar, que normalmente se producen ante personas con un gran sentido de justicia, en el sentido que esperan que todo se arregle por si sólo, o en el sentido que creen que alguien será capaz de ver semejante injusticia y en consecuencia, saldrá en su rescate. Desafortunadamente, no siempre aparecen por el camino personas que te ayuden, por eso es tan importante ser tu quien tenga esa capacidad. Si la persona que intenta atacarte recibe de ti, algo así como la metáfora de tu mano indicándole STOP, no seguirá haciéndolo. Ten en cuenta que esas personas que atacan también lo hacen debido a sus carencias y autoestima incorrecta. Si esas personas encuentran que ante sus ataques, agachas la cabeza, te ruborizas, lloras o eres incapaz de defenderte o expresarte, les estarás sembrando un camino de rosas para hacerte la cama.

¿Porque estoy utilizando el termino “autoestima incorrecta” en lugar de decir autoestima alta?

El término esta re-viciado y mal empleado en muchos casos.

Tener la auto estima alta, implica sobrevalorarte de más (con respecto a los demás). Autoestima condicionada a resultados.

Tener la auto estima baja, implica sobrevalorarte de menos (con respecto a los demás). Autoestima condicionada a resultados.

Ninguna de estas dos opciones tiene que ver con valorarte correctamente. El equilibrio es vivir y abrazar el miedo sin que este se convierta en paralizante.

Una persona que cree en si misma, que se valora y en consecuencia se respeta, posee el mayor de los tesoros y es la capacidad de afrontar las situaciones como son y no como nuestros pensamientos auto-destructivos nos hacen creer que son.

No le pongas miedo al miedo, ni le pongas dolor al dolor. Las cosas son como son, no como nosotros nos inventamos que sean.

Hay tantas cosas que sólo por el hecho de ser negativas, no giran en torno a nosotros… Hay tantas cosas que no dependen de nosotros y pese a ello, nos las cargamos sobre la espalda.  Vivir así es agonizante. No lo he leído, pero el titulo que me viene como la mejor definición de no quererse a uno mismo es, “La insoportable levedad del ser”.

Gracias a nuevos aprendizajes, cada vez más, siento como se me van quitando toneladas de peso de la espalda. Cuando consiga quitarme todos mis auto conceptos erróneos, estaré lo más cerca de mis sueños que haya estado nunca; Caminando hacia, en o sobre ellos.  No como ahora que parecen inalcanzables.

P.D: Nota del 3 de Abril de 2016. Este articulo lo escribí el 6 de Julio del 2014, por suerte, dedicación, tiempo y amor propio, no paré hasta conseguir salir del bucle del abismo del sin sentido “de no quererme a mi misma”. Desarrollo Personal, aprendizaje, cursos terapéuticos y abandonar el papel de victima, perdonar a quienes no supieron amarte como tu te esperabas. Se puede.  No es que me lo hayan contado, es que lo estoy viviendo. Desafortunadamente Angelina no ha corrido mi suerte. No ha encontrado ni los coach, ni la terapia adecuada.

Una jodida experta en un tema del que ya estoy fuera. Pisé el suelo del infierno, hay otros que aún lo siguen pisando y por lo que parece no tienen pensado cambiar sus pies, ni sus pasos de sitio. Cuando ayer vi una noticia demoledora con respecto a Angelina Jolie, no me extrañó, de ella y su de pésima autoestima hablé en un articulo de hará 2 años. Su autoestima sigue siendo la misma de cuando era una niña y su padre la decepcionó (sigue sin entender el rechazo que ella interpretó, sin aceptar, ni perdonar. Sigue victimizandose). En aquel momento estábamos parecido. Pasó el tiempo, la lluvia, me mojé, pisé fondo, aprendí y salí. Ella no, ella sigue dentro.

6 comments on “Probablemente, la mujer más hermosa del mundo.

  1. El peor maltrato es el nuestro propio. Una vez me dijo una amiga “el jardín del vecino siempre parece más verde que el nuestros” y también me dijo… “no es el daño que te hacen los demás, es el daño que tú te dejas hacer”. A veces somos débiles, a veces no nos queremos… no pasa nada si sólo es a veces… ningún ser humano es perfecto. Un abrazo!!!

    • Yo estoy saliendo a poquito del “siempre” Natalia y me paso mas a menudo por el “aveces” del que hablas. Gracias por dejar tu rastro de amor y huellas de sentido para conectar y compartir como haces en tu blog. Por aquí nos encontrarnos personas que de otro modo nos sería imposible. Así que benditos sean estos hilitos invisibles que nos unen para bien. Cosas que sólo el arte de las palabras y de las coincidencias tiene el poder. Agarramos miles de kilometros de distancia, les hacemos una bolita y nos damos la mano y el corazón entre palabras.

  2. Porque no me entero yo de cuando actualizas?? Jolin! Esta entrada venía que ni al pelo para mi último post…cago en tó!

    El concepto de autoestima es algo tan abstracto que no lo suelo utilizar demasiado en mi vocabulario, en lugar de eso utilizo lo del “dialogo interno positivo o negativo” porque, básicamente , es eso lo que te vas repitiendo a lo largo del día en plan mantra a tí misma, lo que luego condiciona la imagen que tienes de ti.

    Muy buen tema pequeña! Un besacho pechiocha mía! XDDD

    • No te enteras de cuando actualizo por que tu no me follow me, sin embargo yo si me entero porque yo si follow tu. Así de simple chiníta. Gracias por dejar tu huellita y tomarte la molestia de leer mis divagaciones. Por cierto, lo de este ultimo post tuyo es medio de salvar vidas humanas eehh, me sentí tan identificada que lloré de amor del bueno. Me calaste hondo, mas de lo que normalmente, creía que más era imposible, pero cuando almas gemelas se encuentran, parece que nada es imposible. Muá!

  3. Angelina Jolie puede ser envidiada por muchas cosas, pero ninguna de ellas proporciona la felicidad.
    Las posesiones materiales (casa, coche, dinero…) claramente no proporcionan felicidad y pueden llegar a convertirse en un amo exigente al que nos sometemos.
    La belleza exterior tampoco proporciona felicidad. Si lo piensas fríamente, ser bella/bello consiste en haber conseguido que la lotería de la genética te proporcione unas características físicas deseadas por la sociedad en la que habitas. Es algo sobre lo que tu control es extremadamente limitado.
    Las personas bellas obtuvieron su hermosura en gran parte a cambio de nada. Por lo tanto no aprecian tanto lo que tienen.
    Otro tanto pasa con las personas con la autoestima correcta de serie. No entienden al resto de las personas con esa parte tocada y no pueden ayudarlas pues no recorrieron ningún camino para ser lo que son.
    A mi me interesa conocer la historia de personas como tú. Que ante una autoimagen defectuosa se atreven a cuestionarla y trabajan para disolverla y sustituirla. Con todo el esfuerzo y las dificultades que eso conlleva.
    Ya empezaste el viaje y cada paso te acerca más a la meta. Espero estar ahí cuando la cruces.

    • Asiento con la cabeza y el corazón cada una de tus palabras PakoP. Buena disertación la de la lotería genética. Añado a su vez, para ponerle la lazada al regalo de tus palabras que; independientemente de esa lotería, el secreto esta en “sentirte bello” (mas que en serlo), así el porcentaje de error de esa lotería no se decanta tanto hacia la genética como al erróneo concepto sobre ti mismo. Por eso hay personas que carentes de esa belleza que se ajusta a los canones, son para algunos igualmente irresistibles. No hay cosa mas hermosa que ver a alguien que se quiere a si mismo a pesar de sus imperfecciones. En cuando a lo de que la gente con autoestima correcta carece de empatía hacia los que no, has dado en la herradura queridisimo mío.

      A ti, antes de conocerte ya te quería, ahora que te conozco, estas en gran buena parte de mi vida, así que al futurible de que tu sigas en mi vida en el hipotético caso que consiga cruzar esa meta de la que hablas , ya te digo de frente que yo no le pongo dudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *