De aquí a La Luna

Luna de Agosto

Esta foto de la Luna, la saqué yo, si si , con el móvil y a través de un pedazo de telescopio con el que unos mas que otros trasnocharon en uno de aquellos veranos sobre mi terracita de Madrid. El merito es del dueño del telescopio. El placer…de todos.

El último día que lo vi fue el mismo en el que había decidido dejar a su mujer y venirse a vivir conmigo. Fue el único día en el que no hicimos el amor. Me dijo lo maravillosa que era, lo mucho que me había amado, lo mucho que había sentido el cielo a mi lado. También me dijo y dejó por escrito que había nacido para estar conmigo, que yo era su alma y su gemela y las dos cosas juntas. No sólo me lo dijo, se que lo sentía. Fue verdad. Dos años de luna de miel, donde la miel lo invadía todo. También supe hasta donde me quiso, era una de sus bromas casi diarias, me lo decía riendo;  “Te quiero de aquí a la luna ida y vuelta”.

Encajábamos a la perfección. No había poro de mi piel que no se supiera de memoria y eso de sentirme la mujer más feliz del mundo en sus brazos llenos de abrazos, era el pan de cada día. No modificaría ni una sola de las piezas que nos conformaban. No cambiaría ni un ápice lo vivido. Si vuelvo a nacer lo busco sin duda.

Bendita hermosura. Menuda hostia me di. Tenías que haberme visto con los brazos extendidos en forma de cruz, el corazón de par en par y a pecho descubierto. Así me caí al abismo. Sola,  en el medio de la puta inmensidad del mar y eso que yo, bien sabía y de sobra, que no se nadar.

Publicado en mi primer blog el 22 de Abril de 2008

Oleaje contra el muro de Playa de San Lorenzo, Gijon

Oleaje contra el muro de Playa de San Lorenzo, Gijon

1 comment on “De aquí a La Luna

  1. Esas leches son las más dolorosa pero a la vez las mas excitantes, mientras caes al vacío notas mariposas en cada uno de los poros de tu cuerpo. Te conviertes en valiente, aventurera, vives el momento en sus últimas consecuencias…que si, que luego te toca reconstruirte, entablillarte, poner el corazón en cuarentena y gastar en tiritas…pero, que te quiten lo bailao, tú siempre podrás decir que ganaste al miedo! <3

    Chuuu!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *