La guerra de los sexos y de los sesos.

Últimamente no me gusta declararme “en contra de”. Aprendí que no me hace bien querer cambiar la opinión de nadie por muy legitima que sea mi verdad (todas lo son en cierta medida o ninguna lo es, quien sabe), pero hoy me apetece mucho declararme en Contra de “La guerra de los Sexos”.

Eso del Séxodo y de “ahora pa que os fastidies vamos a hacer huelga de pollas caídas”, pues que queréis que os diga, me parece una soberana estupidez. Imagino que igual de soberana y de estupidez os parecerá a vosotros que todas nosotras, esas que optamos por la libertad y la igualdad verdadera del único genero al que pertenecemos tu, yo, todas y todos; al humano, pues que nos de por hacer una huelga de brazos cruzados y jurar no volver a abrazaros hasta que los sapos bailen flamenco.

CUANDO LOS SAPOS BAILEN FLAMENCO

CUANDO LOS SAPOS BAILEN FLAMENCO

Ejemplo práctico:

Yo tengo la piel marrón oscura, nací en Nigeria y tengo el pelo como que a lo afro. Tú tienes la piel clara, naciste en España y llevas el pelo como que a lo rapado. Crees que los que tenemos la piel marrón oscura somos malos porque un día matamos a uno de piel clara, que vivía en España y que llevaba el pelo como rapado y qué coño! porque te da miedo lo diferente y claro, ante una diferencia tan obvia como lo es el color de la piel, pues no hay lugar a dudas, la verdad.

Entonces llegas a la conclusión de que el color de tu piel mola más que el mío, (cosas de la pigmentación Vip) y que los que tenemos el color de la piel marrón oscura y que nacimos en Nigeria, no merecemos tener los mismos derechos que tu, (eso me pasa por haber nacido en Nigeria, si es que sólo se me ocurre a mí, nacer ahí ¿en qué estaría pensando yo ese día? De haberlo sabido, hubiera comprado un billete de esos que sin hacer trasbordo ni nada, tu te montas y ya el tren te apea solo en La Estación España, Andén Madrid). Hay tantas cosas que podía haber hecho de haberlas sabido, pero bueno, eso te lo contaré en otra ocasión… Retomo. Que se me va el santo al cielo.

El caso es que tú crees que todo sería mejor si nosotros, los de la piel marrón oscura no existiéramos, pero como esa ley de la naturaleza se ha puesto en contra tuya y de tus ideales, pues nacemos aunque tu no quieras y has jurado que si me ves, la solución a tus problemas es mi exterminio.

Entonces, de repente, así como que sin venir a cuento, unos cuantos más que viven en España y que tienen el pelo largo y también los que tienen el pelo corto, hacen como una quedada y apoyan a unos gobernantes que presumían de modernos, digo que presumían, por que no creo que tuvieran mucha idea de lo que hacían; una ley que consiste en que “tu tengas derecho a quitarme mis derechos” y entonces yo me enfado mogollón por esa mega injusticia y llego a la conclusión que todas las personas que nacieron en España y que tienen el pelo largo y también las que tienen el pelo corto “quieren quitarme mis derechos” y entonces comprendo que he encontrado el punto de encuentro. Coincidido en pensar que la mejor de las opciones es tu exterminio.

Gritando no se entiende la gente

Gritando no se entiende la gente

Feminacis / Machinacis / Femimachis váyanse ustedes a la mierda.

Una ley que criminaliza al hombre y además convierte a una despechada en heroína es la muestra de la pestilencia del sistema. Lo mismo que hay leyes que amparan a los bancos que engañan, roban, desahucian y suicidan. Huele a la misma mierda.

Hay mujeres que dan asco, lo mismo que hay hombres que dan asco. Lo que tengo claro es que si yo fuera tío, si yo tuviera rabo y corazón me cuidaría muy mucho de firmar NADA, lo primero y de saber donde la meto, lo segundo.

A veces siento desprecio por el ser humano, luego recuerdo que hay hombres y mujeres que juegan a la libertad y que no se hacen daño mientras lo hacen.

Yo ya te aviso…

…Si me encuentro a uno de Los Hombres Buenos haciendo una huelga de polla caída por vuestra culpa, renuncio, abdico, dimito, que paso, que si ahora resulta que hay que generalizar y meternos a todas en el mismo saco pues entonces “Ser Mujer” ya no me representa.

Me pido ser uno de los sapos que bailan flamenco. La cosa es poder abrazar a mi sexo deseado y que no sienta miedo mientras lo hago.

4 comments on “La guerra de los sexos y de los sesos.

  1. Lo siento Lucía pero no hayo concordancia entre los tres párrafos.
    Los seguidores del séxodo afirman que saben jugar al parchis, pero que desconocen las reglas del juego de las relaciones entre hombres y mujeres, y peor, que cuando se las esplican, o lo hacen mal a posta, o la chica decide cambiar las reglas sin su consentimiento y en su perjuicio, y que cuando protesta ante el árbitro, éste suele darle la razon a la chica.
    Para que exista un conflicto, un bando debe enfrentarse al otro, como una batalla o un partido de futbol… estos deciden no acudir a la batalla ni salir a jugar el partido, les parece muchísimo más justo jugar con otras personas que respetan las reglas del juego.
    Conozco a varias personas que han adoptado esta postura, y creo firmemente que esta postura crecerá con fuerza durante los próximos años mientras las leyes sigan con una discriminación positiva, una ley de violencia de género como la que tenemos, un canal Disney donde todos sus protagonistas masculinos son unos tarados babosos sin cerebro esclavos de la prota, las cuales son unas divas…. y un ejercito de mujeres resentidas con sus maridos que crían a los niños en ese resentimiento.

    • Lo resumo en no mezclar churras con merinas. No tiene sentido meternos a todas en el mismo saco, Javier, nada más y nada menos. Si una mujer o mil o un millón son imbéciles, ignorantes y extremistas eso no significa que el resto de la población femenina lo sea. Y la concordancia está en que no tiene sentido meternos a todos en el mismo saco. (y esto pasa en general, por eso puse el ejemplo del racismo bidireccional y generalizado). Nada mas y nada menos.

      Y que siento mucho que haya mujeres pregonando y abanderando la discriminación hacia el hombre, realmente me entristece profundamente que los pasos al frente que habíamos conseguido entre todos se vean manchados en la historia por lo que esta sucediendo ahora, pero eso no significa que todas las mujeres hagamos ni defendamos dichas aberraciones y me he encontrado en ciertas opiniones, una respuesta generalizada en contra de “todas las mujeres” por culpa de estas especimenas a las que para mas inri, les apoya una ley claramente discriminatoria hacia el hombre.

      Siento mucho si no encuentras la concordancia, lo mismo he sido yo que no me he explicado bien. Y como los que tu llamas, defensores del Séxodo, pues son los que digo, generalizan demasiado tropezando siempre en la misma piedra, están como en bucle.

      Ejemplo:
      Si yo vengo de un entorno machista (del que no he sabido o querido salir) y me lío una y otra vez con machistas, pues si o si tengo la rifa premiada a que probablemente me llevaré unas hostias, una tanda de celos por semana y una relación tóxica y de codependencia diaria. ¿Tiene sentido que por culpa de mis malas elecciones y mi autoestima de mierda, llegue Yo a la conclusión que todos los hombres del planeta son como los que YO elijo?, ¿Se me entiende? Este ejemplo se puede aplicar a la inversa, pero en resumen digo, el primer culpable soy yo y mis elecciones.

      En cuanto a las relaciones entre hombres y mujeres pues mas de lo mismo Javier. El truco esta en no pedirle peras al olmo y como decía, no mezclar churras con merinas, de modo que si yo busco a una mujer culta, inteligente, que apoya la igualdad, que sea autosuficiente, que entienda el concepto de amor, libertad, con la que pueda desarrollar el disfrute de lo que es complementarnos en pareja, tener una relación sana en la que los dos ganemos y nos aportemos, nos complementemos y seamos un buen equipo, ¿tiene sentido que me líe con una feminaci?, ¿se me entiende ahora? Es de sentido común, pero parece que ese sentido es subjetivo y que cada persona tiene el suyo.

      Muchas gracias por AportAr tu opinión. Encantada de leerte.

  2. Estimada Serena,

    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Tras haber descubierto tu blog, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

    • Estimada Natalia,

      Claro que me motiva el proyecto. Al menos lo que escribes suena bien. Esta tarde cuando llegue a casa acogeré tu invitación de conocer el proyecto Paperblog.

      Muchas Gracias por el feedback positivo, Natalia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *