Personas Putrefactas

Es definitivo; hay gente que da asco, que decide dejar huellas de mierda de dinosaurio a su paso. La peste, la mugre, el cáncer. Deciden ser deleznables, asqueables. Hacer la vida lo más difícil posible a los que tienen la mala suerte de toparles de frente. Intoxican el ambiente. Convierten el oxígeno en monóxido de carbono, en cemento y claro, yo que soy de las que confían en la bondad de los desconocidos, en la bondad en general, así es que me llevo unas hostias de vez en cuando.

Es muy desagradable toparte con estas mierdas, sobre todo cuando te flaquean las fuerzas por el motivo que sea.

Desahogan su rabia, su odio, sus celos, su envidia, su ira, su amargura y mientras se desahogan ellos, ahogan a los demás (a los que se dejan).

Luego resulta que decides levantar la cabeza, sacarla del vaso donde te estabas ahogando, echar la vergüenza a un lado por aquello de las malas pasadas que te juega tu autoestima de mierda (esa que lleva un tiempo en el sanatorio) y en un instante de luz, no dejas que tus dudas sean certezas y en lugar de enmudecer y agachar la cabeza, (como casi siempre hacen los que no saben quererse a si mismos), pides ayuda y te la ofrecen y le preguntas a otras personas que estaban cerca y que lo vieron y te convencen de que el error no eras tú.
Sé que lo que muestro es un signo de debilidad, (en mi caso también lo es de aprendizaje), dado que mi estima o valor, no debo someterla a la opinión de los demás, sobre todo a esos demás, pero deberías saber, si me quieres y aceptas tal y como soy, que estoy en ello, en el proceso de aprender a quererme.

Pretendo que Amor Propio sea uno de mis apellidos. Amor por los demás siempre lo fue y no dejará de serlo.

Sé que la energía y la importancia que puedo estar dándole a cosas que no la tienen, cambiarían si estuviera rodeada de afines, de almas afines, pero no es el caso. Sola y desde la posición en la que me encuentro hoy, es distinto.
Se que ya estoy dispuesta a mejorar en lo que sea susceptible de mejora en mí, hace tiempo que estoy en ello. Lo que me sigue costando un cojón y parte del otro, es lo de entender que esta gente a la que el alma le huele a podre, no sea capaz de hacer auto-crítica y se sientan bien haciendo daño conscientemente a los demás o mejor dicho, intentándolo.

Su zona de confort es estar en guerra y a veces tienes la mala suerte de topártelos por el camino. De tener que convivir a un metro de distancia de ellos durante unas horas que se te hacen eternas.

Yo tiendo a ser de las de la primera opción y tú ¿Que prefieres?

Vivir confiando a sabiendas que te pueden dar la patada o desconfiar y que no te la den nunca.

Malas Personas, pero que muy muy muy malas.

Apaga velas, apaga luces, apaga brillos, apaga vida…hay personas que hacen eso, viven así. Ellos no brillan y en consecuencia intentan que tu tampoco. Chantajistas, criticonas/es, apaga sonrisas, apaga verdades y a veces lo consiguen, porque si no tienes una buena autoestima te los crees. No es que te convenzan, es que te convences tu solo de la mierda que crees que eres.
La cosa es que ellos lo intentan.
Ellos; los bajos, intentan que te vayas a su altura, que no sobrepases ni un poquito, eso es lo que quieren los tristes, los oscuros, los muertos (vivientes)…por eso es tan importante el Desarrollo Personal. A mi ya me comieron entre todos pero la culpable fui yo. No sabía que era eso de autoquererse y estoy aprendiendo muchísimo, gracias a los coach y las verdades adecuadas.

Uno no sabe que está perdido hasta que se encuentra.

La vida esta llena de gente que quiere llevarte hacia abajo, que quiere que no brilles, a mi me pasó, les hice caso a ellos y a mi, que no sabía quererme por aquel entonces (así lié la que lié).

Ese tiempo pasó. Ahora ya detecto el chantaje, “te quiero si haces esto pero si no lo haces no” jajajajaja menudo querer de mierda, pero da igual, lo de que te quieran o como, cuando o cuanto. Lo verdaderamente importante, es que tu te quieras incondicionalmente, ante tus aciertos y ante tus fracasos. Una vez que eso sucede por mucho apaga velas que se te ponga delante, tu luz seguirá brillando. En realidad eres tu quien tiene el poder sobre ella.

Enciende la Luz

Enciende la Luz

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *