Mujeres sanguijuelas

Hubo un tiempo en el que España era el país de la libertad. EEUU no.

Después de pasarme por algunos lugares de allí comprendí que era el país de la Estatua, no de la libertad.

Tenías que haberme visto hace unos años. Estaba tan orgullosa de ser española, de ser de aquí. También era propio de mí oírme decir, “para viajar el mundo, para vivir España”. Lo juro, que fue maravilloso, que yo lo viví, que he estado ahí. Que había todos los derechos para todas las personas y si no los había, pues se luchaba para que los hubiera y se conseguían, vaya si se conseguían.

Había como una voluntad general de cuidar a las personas. Era como de ley moral que los que no tuvieran, tuvieran y se veía bien que así fuera. Se velaba por el bien estar de todos, por el bien común. Era como un modo de rendir tributo a los que cayeron antes en condiciones infrahumanas por nosotros, a los que teníamos delante y que venían de allí. A los que pelearon para que nosotros tuvieramos lo que ellos no. Esos abuelos, abuelas, madres, padres, hijos, hijas que sufrieron la guerra, el hambre, la represión, el calvario.

Por algún motivo inexplicable el sueño se volvió pesadilla. Y para muestra mil botones, mil suicidios, mil embargos, mil clausulas abusivas, mil injusticias legales, mil inocentes culpables, mil culpables inocentes.

A continuación me centraré sólo en uno de los botones. Lo llamaré la ley de la desigualdad de género.

Hay una máxima en derecho que dicta ·In Dubio pro Reo·, en caso de duda, ir con el reo. Que esta ley desestima desde su propio nacimiento y manda al carajo la ética y la moral.

En uno de los juicios que presencié de un tema de cohecho, la misma jueza explicó lo que os cuento, Mas valen mil culpables libres, que un inocente “culpable”. (Des-afortunadamente, en ese juicio, el jurado popular hizo caso omiso y la sentencia condenó a un inocente como culpable).

Una discriminación “incomprensible” hecha ley.

Maltrato psicológico, físico, judicial, cultural, emocional, económico… que puede dejar perfectamente al hombre sin posibilidad de maniobra. Una discriminación “incomprensible” de este tiempo y en este espacio llamado España.

Mujeres que se acuestan con sus amantes, mientras le hacen imposible la vida al hombre con el que tuvieron un hijo o más, les susurran “te voy a sacar hasta lo que no tienes”.

Tuve una prima, digo tuve porque por mi parte ya le pueden dar mucho por el culo a algunos vínculos familiares, que era una cerda. Cerda de guarra, de no lavarse ni a si misma, ni a su bebé. De encontrarla por la calle con el carrito y la manta que tapa al bebé to negra por donde la tocaba pa enseñárselo a la gente. Cerda de llevar las uñas negras por dentro, de notarsele la forma de la almohada con tol pelo enredado por donde la coronilla. De tener un loro en casa cuyas plumitas hacían como un zocalito de mierda entre el suelo y la gran jaula y más animales en un suelo de la cocina mas digno de cuadra, que de casa y fumaba, fumaba muchísimo y jugaba a la play. Eso es lo que hacía en todo el día. Su novio y padre de su hija, era minero. Cuando llegaba a casa ni siquiera estaba la comida hecha. La ropa sucia se la llevaba a su madre (de el), para que le ayudara en esa labor. Llegaba a casa y se ponía a atender a los animales (eran gente de monte, de pueblo, de huerta). Podría decirse que el hombre trabajaba a full (tiempo completo). Ella, pues estaba con la bebé en las condiciones mencionadas, en consecuencia, para que ella dijera que era “ama de casa” tendría que lavarse la boca, dado que sería un insulto para el gremio que semejante personaje formara parte de el.

Mujeres sanguijuelas

Mi Prima; La Cabra.

Cuando la conoció ella si se lavaba, no tenía las uñas negras, ni el pelo enredado. Parecía una vagabunda venida a mas. Como reinsertandose en la sociedad. Te lo digo por que yo formé parte de ese proceso. Mientras formé parte, ella se convirtió un poco en mi (la fachada quiero decir). Usaba mi ropa, iba a mi peluquería, se duchaba antes o después de mi. La gente del pueblo no daba credito del cambio a mejor que había sufrido, incluso nos felicitaban a mi madre y a mí, por el trabajo bien hecho. Lo que nadie se iba a imaginar es que las cabras tiran pal monte.

Perfectamente parecía que la vagabunda cultural se había convertido en princesa de pueblo reeducada y dulce, parecía dulce. Ya no insultaba, ni decía tacos cada cinco palabras y olía a Abril de Victorio y Lucchino (Mi perfume preferido en aquella éoca, ahora esta descatalogado). Entonces, en ese proceso apareció el. Un hombre educado, sereno, amable, elocuente, hablador, metafísico, profundo, como sus ojos azules. Se enamoró de ella, de su juventud, de lo graciosa que era cuando le salían ramaladas de pueblerina venida a más.

Yo no sabía, no me podía ni imaginar, lo que en esencia seguía siendo debajo del perfume. Él, menos.

Ella, sin los demás saberlo, estaba en búsqueda y captura de un rehén que a cambio de unos polvos mal o bien echados y unas cuantas mamadas, le resolviera la vida. Una pensión medio vitalicia, una para ella y otra para su hija (hasta que su hija en común trabajara).

Como su hija en común sea como su madre no tendrá pensado trabajar nunca, pensé yo en aquel momento. Y una casa para vivir, to pago (como decimos en mi pueblo).

Tras la fase de enamoramiento y asentamiento de propósitos, nació la bebé y renació la persona que estaba escondida bajo la fachada que cuidadosamente me había encargado yo de reconstruir. Fue dejarla sola un tiempo y la que estaba debajo volvió, bueno, en realidad nunca se había ido.

Después de pasar un par de años, (de los que yo les perdí la pista), el decidió dejarla. Ella fue a comisaría diciendo que la niña estaba llena de ronchas (las pulgas de la suciedad y la mugre que había en la casa), que el padre las pegaba y que era un drogadicto. Delante de mi dijo acompañada de su madre, (con la que se llevaba a matar y motivo por el que mi madre y su tía la acogió en su casa), que se le iba a caer el pelo. Menudas dos. La denuncia terminó en juicio.

Hubo que demostrar lo contrario en un proceso lento, doloroso, tedioso y burocrático.

Dado que sus testigos eran insuficientes para el juez, fueron personas de mi familia a testificar en contra de mi prima. Finalmente tras la intervención de servicios sociales, mas de un año de burocracia y el gasto mental y económico que para el representó toda esta historia, terminaron por darle la custodia de la niña al padre. Te estoy hablando de hará trece o catorce años, cuando creo (si no me equivoco), que la ley que hay ahora de desigualdad de género no existía. De hecho la ley pintaba bien en sus inicios, iba de proteger a la víctima de maltratos en el hogar, sin distinguir según el sexo de la víctima. Y bueno, ni que decir que la palabra “hogar” también sobra, dado que los maltratos pueden darse por ambas partes y mucho antes de llegar “al hogar”. De esto tiene una buena historia que contarte Pamela Valenciano, cuya labor social que está llevando a cabo, es impagable.(Aunque creo que últimamente se fue al lado contario, al de ir en contra de…en lugar de a facor de la igualdad real). En este Monologo Pamela explica como pasó de ser la maltratada a ser ella la maltratadora. No poniendo duda que el maltrato no tiene genero. Que es una enfermedad que se cura con decisiones, curando heridas y elecciones. Siempre estas decidiendo. Si tienes una mala autoestima tus decisiones echarán piedras sobre tu propio tejado.

Saber es Poder y si no sabemos, nos lo inventamos y a veces nos podemos perder.

Gracias a todas las mujeres y hombres que entienden que esto no es cosa de unos, sino de tod@s. Pamela pasó de ser maltratada de un hombre a ser la maltratadora de otro hombre. Ella ha estado en ambos lados. Está en tratamiento para re-aprender valores y esta divulgando su historia por si le pudiera servir de ejemplo a los jóvenes que como ella no supieron diferenciar que “No Sólo duelen los Golpes”

En esta historia, la que cuento como anécdota y muestra de un botón, mi prima no tuvo nada que demostrar, ni legal, ni social, ni moralmente. Sólo por el hecho de ser mujer ya se le presuponían unos derechos que al padre de la niña, sólo por ser hombre, se le negaban.

Deberíamos replantearnos que el hecho de que sea cierto el maltrato prolongado que se le dio a la mujer durante muchas épocas (hay países donde aún se sigue dando brutalmente) y en el nuestro donde aún sigue habiendo casos de violencia machista real, pero eso no es motivo para que nos tomemos todos los casos (incluidos los de las falsas denuncias), para lograr una revancha y venganza histórica.

Que hay una locución latina que se supone es un principio jurídico que no se está cumpliendo en muchísimos juicios In dubio pro reo (En caso de duda,  ir con el reo).

La que cuento es una historia de cientos, y desfasada en el tiempo por la cantidad de años de los que ya pasaron, pero de cientos, actualmente, apenas la decena tiene final feliz y si lo tiene hay que tener los medios económicos y la entereza emocional para sobre llevar de la mejor manera posible, situaciones que pueden llegar a ser insostenibles para el padre.

Entiendo que alguien que ejerce la prostitución sin reconocerse como tal, es indigna de dicha profesión. Es muy triste que haya mujeres que por abrir las piernas y tener un hijo consideren que es un trabajo por el que tienen que ser pagadas (evidentemente no trato de quitarle los derechos al niño, esos son suyos, pero no sólo el económico es un derecho para el niño. Cuidado).

Ser Puta (Otro vendrá que bueno te hará)

Es la profesión mas vieja del mundo. Es un medio que se utiliza como opción para conseguir dinero a base de un trabajo tan digno como cualquier otro. Evidentemente estoy tratando el tema basándome en mujeres libres que han elegido libremente esa profesión.

Las putas, entendidas nunca como un insulto por mi parte, sino como una profesión llamada prostitución que algunas mujeres si eligen libremente (a esas me refiero) para ganarse un sueldo, que en mi opinión, no tiene absolutamente nada de indigno. Indigno es mentir, que es exactamente lo que hacen las mujeres garrapata de las que hablo. Mentir para su beneficio de vivir a costa de los demás.

Estas mujeres se inventan una mujer que no son para encandilar a un hombre al que le han enseñado que el amor es eso que se hace cuando no estas con una puta, o sea, pagando.

No me imagino a una puta siendo una mujer sanguijuela. De hecho, sólo el hecho de tener profesión remunerada y digna, ya las diferencia a kilómetros luz de esas mujeres de dudosa moralidad que trafican con sus hijos.

Las putas insistimos

Las putas insistimos

Competencia desleal

Las mujeres sanguijuela se disfrazan de mujeres que no son. Un año es mas que suficiente para convertirse en viudas negras para devorar las cabezas de sus rehenes en el instante en el que mas vulnerables son; en el que están teniendo un orgasmo.

Viudas Negras

Viudas Negras

Utilizar a ese hijo o más, como arma arrojadiza y todo, apoyado por una ley injusta y claramente discriminatoria (vejatoria) para todos los hombres que SI son inocentes pero que la sufren por el hecho de ser hombre, es ruin, triste, denigrante y es exactamente lo contrario que se pretendía para erradicar la discriminación REAL que sufrió y siguen sufriendo muchas mujeres a día de hoy, que si han sido amas de casa y han dedicado su vida y amor al hombre equivocado con la cultura opuesta a la de no atentar en contra de los derechos humanos.

¿Justicia?. Si hasta la estatua que la representa ya te está diciendo que miente.

INJUSTICIA

INJUSTICIA

He asistido día tras día como oyente a un juicio del que me sabía hasta los silencios. Las comas y los puntos sobre la mesa, todo. De Pe a Pa en la que no había una sola prueba fehaciente de lo que se le acusó al que terminó siendo culpable. Todo basado en conjeturas y pese a que se pagó un recurso que valió 2500 euros del que todos los abogados nos aseguraron que era imposible que volviera a salir culpable, mas los 4000 euros previos por todo el papeleo legal que se tuvo que hacer, mas honorarios varios de abogados, resultó ser culpable con pena de cárcel y una multa de 19.000 euros que está pagando junto con mas cosas, en incómodos plazos de 200 euros al mes. No doy datos porque esto es algo privado de alguien que no quiere que se publique, pero dado que no lo conoces ni te imaginas quien es, entiendo que sobreguardo bien su privacidad. Lo mismo que la de mi prima. Así que como española ya nadie me puede debatir que lo de la justicia en este país es una autentica pantomima, pero bueno, no hay que irse muy lejos para comprobar que una señora de 83 años que firmó una preferentes en Caja Madrid (Bankia), resulta según un juez, si que sabía lo que hacía (Culpable) y en consecuencia es muy legal que los ahorros de toda una vida sean depositados en una cuenta que nunca jamás llevará su nombre. Muy legal todo, como la conciencia de los que lo tramaron y que a diferencia de las putas su trabajo si que es indigno.

*(Este articulo se hizo hace un año aprox. en honor a la verdad y afortunadamente alguien preocupado por la excelencia, hoy en fecha 30 de Enero del 2016, me ha comentado que afortunadamente; “El Juzgado de Primera Instancia número 8 de Castellón ha declarado «nula por error en el consentimiento», El juez insiste en que la entidad «no reflejó la realidad en sus cuentas anuales de 2011». «Si la situación real hubiese sido conocida por el actor a buen seguro no hubiese suscrito las acciones que adquirió», prosigue la sentencia. Os dejo el link de esa noticia. Lo malo es los demasiados años en los que los afectados tuvieron que sufrir lo suyo, cuando la ley debería haberlos acompañado desde el minuto uno de la estafa )

Siguiendo con ese tema, en su momento y sin embargo, esa misma justicia falla a favor, (y nunca mejor dicho lo de falla) y desde el minuto uno, de la Infanta Cristina, ella si que no sabía lo que hacia (Inocente). Si fuera culpable sería nada más que por hacer mal una declaración de hacienda que no hizo ni ella. (Millones robados e invertidos en placeres, mansiones, casas y lujos, y todo es legal)

Una ley apoyada en unas bases y unas ganas de justicia moral y social (cara a la galería) que en la mayoría de las ocasiones poco o nada tiene que ver con el hombre al que acusan y del que la mujer quiere aprovecharse para vivir a su costa y la de sus hijos; cojea por si sola y abanderada por mujeres garrapata, donde la victima real es el hombre, no la mujer, se debería derogar o hacer una para todos los géneros, excepto los mentirosos.

Defensa para Hombres Maltratados por Ley

Si yo hubiera nacido hombre (y me hubiera sentido hombre), estaría escribiendo comentarios como los de Javier y Sergio en el Facebook de Javier, donde vi la noticia que me animó a escribir esta entrada. He nacido mujer, (me siento mujer) y los sobrescribo.

injusticia genero masculino

injusticia genero masculino

“Nadie habla de los 30 hombres que murieron a manos de sus mujeres” (2010)

Hombres victimas de la violencia femenina en 2015

SUMAN 69 + 85 EN ÁMBITO INTRAFAMILIAR (47 homicidios en grado de tentativa “38 xVD”) = 154 VIOLENCIAS de mujeres sin resultado de muerte

+ 36 con resultado mortal = 190 en el 2015 conocidas por prensa.

Puedes tener oídos y no escuchar, voz y no hablar, ojos y no ver, pero alma, no creo que tengas alma si dejas a tu paso huellas de error (y de horror). Crimilización del Amor.

“Esta ley que es una estrategia política, otorga el privilegio de ser malvadas, el privilegio de poner denuncias falsas, el privilegio del odio, todos los privilegios del odio están asociados a esta ley”.
“Maltrato al hombre por el hecho de serlo”
https://www.facebook.com/MereceSaberlo/posts/862796443838354

8 comments on “Mujeres sanguijuelas

    • Muchas Gracias Jorge, me llamo Lucía aunque si quieres también respondo por Yobana jajaja.
      Siéntete libre para compartir este o los artículos que te parezcan que aportan en positivo y gracias por tus aportaciones. Bienvenido.

      Un Abrazo compañero.

    • Si es verdad, aunque también son verdad los demás casos de hombres y mujeres que juegan al amor sin hacerse daño.

      Muchas Gracias por tus palabras, Bernard,

  1. Muchas gracias Lucia por lo que haces. Es valiente, y viniendo de una mujer especialmente valioso. Ya sabemos lo dificil que es ir a contracorriente, saltarse lo políticamente correcto. Queremos un mundo más justo para todos y todas. Los maltradores de mujeres son unos miserables y se merecen toda la condena de la sociedad. Pero si sucede a la inversa, igualmente. No se puede combatir una injusticia generando unas cuantas nuevas. A veces parece que los hombres no tienen sentimientos o que no importa nada lo que les pase, solo las mujeres son dignas de compasión y lástima. Pues no es asi.

    • Efectivamente, V, que con el aire fresco de tus palabras me recordó, a Uve de Victoria.
      Así es, claro, cristalino y transparente. Tal cual lo escribes. La verdadera igualdad, la verdadera justicia solo entiende de género humano, no de masculinos ni femeninos.

      Muchas Gracias por haberte tomado el tiempo y el corazón de hacerme llegar esa opinión que además, me mima.
      Si te apetece pásate a leer este otro… me da el pálpito que te va a gustar y mucho-mucho.
      http://www.aportamor.com/2015/06/06/genero-humano

      Gracias V

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *