Prevención de Violencia en la Pareja

Llorar de sobra no basta

Si has llegado hasta aquí; Gracias por estar aquí y si después de la lectura aprendes algo nuevo a tu favor, agradécetelo a ti. Una vez leas y asimiles lo que vas a leer a continuación, Dale al Play del vídeo de la canción de abajo. Interiorizar la letra de esa canción, te hará bien. Seas hombre o mujer.

Lo que viene a continuación va dirigido al maltrato o a una experiencia que aún no hayas podido sanar, un hecho que para ti esta resultando traumatico y eso no discrimina de géneros.  La técnica sirve para quien le quiera sacar beneficio y salud, además puedes aplicarla para cualquier otro contexto que tengas sin resolver a nivel “interpretación de los hechos“. Aunque en el texto me dirijo a ti, mujer, que es lo mas parecido a mi que conozco.

Si quieres salir perdiendo quiere antes de quererte a ti.

Cuando te metes en una historia das por hecho cosas. Tú con tus necesidades, tus modelos del mundo, tus mapas mentales de lo que para ti significan las cosas (las motos que te vendieron, el amor romántico de las películas) y de pronto coincidís en unas cuantas y lo demás te lo inventas. Si, te lo inventas y si no estás lo suficientemente curada del mal de la autoestima incorrecta estas jodida, amiga. Esas metida en la mierda, pero estás enamorada, no ves mas allá de tus narices. Tu mundo se convierte en ofrecer el tuyo a su disposición. No es sólo él quien te anula, eres tú y lo poco que te quieres sin el. (Si fueras consciente y entendieras que no eres inferior a el, no permitirías ni aceptarías estar con una persona así).

Si no eres fan de ti, duda.

Y si no te quieres, no empieces una relación hasta que no estés tu entre las mujeres que admiras y cuidas. Protégete del ser más peligroso que habita el planeta; tu. No quieras encontrar tu estima en un lugar lejos de ti. (Codependencia, creerse defectuoso, un ser incompleto que necesita de otra mitad para realizarse).

Tu peor enemigo.

Es obvio que cualquier asesino te quitaría el puesto. También puedes tener la mala suerte de toparte con un violador por el camino, un borracho conduciendo en sentido contrario y directo a ti, pero si anulamos posibilidades parecidas a esas, deberías saber que sólo quedas tu ( y tu interpretación de las cosas), como la persona más peligrosa con la que te encontrarás a lo largo de tu vida.

Prevención de Violencia

Prevención de Violencia

Y si vienes de un entorno machista y has decidido seguir retroalimentándote de él y crees o mejor dicho sientes, que eres inferior a un hombre y que de vez en cuando, que te pegue o que te infravalore es normal, ya sabes quién es tu enemigo. Ya sabes porque estás ahíTe han vendido lo que has comprado dándolo por valido y te has atado a las mariposas que te revolotearon en el estomago ante la imagen irreal de lo que has creído que sería el Amor.

Nada ni nadie podrá derribar los muros dentro de los cuales te has acostumbrado a vivir todo este tiempo. No le pongas esa carga tan pesada sobre las espaldas a nadie. Sólo tú tienes la llave y como en casi todo lo que tiene que ver con el desarrollo personal, esa llave sólo abre la cerradura cuando uno mismo la empuña. Pide ayuda y no pares hasta encontrarla. Una vez que aprendas a amarte será imposible que decidas quedarte al lado de alguien deleznable.

Lo que si es seguro es que una vez te quedas para siempre en el papel de “victima de” siempre será siempre.

Te han hecho asumir que eres el prototipo, la princesa, la dedil, la mujer, la que acepta, la que espera, la que perdona, la que aguanta, la no es nadie sin el.

Con esto no estoy diciendo que la culpable de sufrir malos tratos es la victima (te equivocas o muy mal me explico si lo entiendes así). Lo que estoy diciendo es que el único modo de salir de esa espiral que en ocasiones termina en muerte es entendiendo porqué te metes en la boca del lobo. No es por casualidad. 

Sería bueno, muy bueno que en las escuelas esta lección magistral fuera Obligatoria. Porque saber es Poder y si no sabemos, nos lo inventamos y a veces nos podemos perder. Gracias Pamela Palenciano. (Creo que ahora Pamela se ha pasado a la 3ª Ola del feminismo, y eso no va de igualdad), pero al principio quedaba claro en este monologo que la violencia en pareja no tiene género, que mucho son ideologías culturales, mentiras que nos creimos. Ella fue maltratada por un hombre y luego pasó a ser ella en otra relación la maltratadora de un hombre.

Ejemplo de tropezar en la misma piedra. Estar como en bucle.

Si vengo de un entorno machista o he asumido ese rol por los mensajes de los medios y me lío una y otra vez con machistas, encuentro en ellos lo que yo considero o aprendí como concepto de “hombre”, pues si o si, tengo la rifa premiada a que probablemente me llevaré unas hostias (verbales, psicológicas, físicas), una tanda de celos por semana y una relación tóxica y de codependencia diaria (me creo un ser incompleto que necesita del otro para sentirse completo).

¿Tiene sentido que por culpa de mis malas elecciones y mi autoestima de mierda, llegue Yo a la conclusión que todos los hombres del planeta son como los que YO elijo?, ¿Se me entiende?

Este ejemplo se puede aplicar a la inversa, pero en resumen digo, el primer culpable soy yo y mis elecciones y no haberme planteado hasta ahora la posibilidad de que tal vez sea yo la que tenga que cambiar algo en cuando a mi percepción de mí y en consecuencia de como percibo el mundo.

Reconozco que también es duro encontrarte de cara con verdades como estas, pero te aseguro que el beneficio del aprendizaje vital compensa con creces, con como creces.

El proceso de reconstrucción

Lo pasarás jodidamente mal. Te querrás morir y no entenderás tu lugar en el mundo. Pasarán los días, los meses y los años. Tendrás que ir a algún curso de desarrollo personal que te ayude a entender el porqué no te quieres, ni te valoras, porqué has dejado que lo que creías que era “el amor” hiciera todo eso contigo y entenderás en lo sucesivo el porqué de las cosas.

El proceso es lento,  pero es. Irás a diario encajando las fichas de un puzzle de un billón de piezas y de repente tendrás 36,26,46, 56 años y volverás a empezar. Y un daño te dolerá por todos los anteriores. Y un abandono te dolerá por “El Abandono” y te volverás a sentir sola y volverás a morirte de miedo por no saber dar un paso sola en ese estado. Aterrorizada porque no sabes estar a solas. Que tu verdugo te daba una insólita sensación de confort.

Han pasado los días y te están intentando hacer entender que los cimientos sobre los que has caminado todos estos años eran mentiras que compraste muy por encima de su valor real. De esa burbuja aún no hablan por la tele. De esa ni la de porqué no te quieres.

Tienes que rendirte cuentas. Llorar de sobra no basta. Quitarte el sambenito de víctima de todos y cada uno de los que pasaron dejando el zarpazo del daño a su paso y dejar de esperar un perdón que no llegará jamás. Ni de los vivos ni muchísimo menos de los muertos. Porque lo que sucede una vez sucede para siempre y lo que no ha sucedido ya, no sucederá Jamás.

Aún te duele y lo seguirá haciendo mientras no sueltes las amarras. Y cuando creas rozar la felicidad algo que brota de tu interior te seguirá impidiendo disfrutar verdaderamente, es probable que como a mi, te asalte una insólita certeza de miedo a la muerte, tu muerte o la de los tus tuyos.

Salte de ahí. Abandona el rol de victima y el victimismo. Toma las riendas de tu vida.

Esta es una técnica que te ayudará a pasar página, claro que es importante que quieras hacerlo. Estarías también abandonando tu papel de Victima. Victima de las circunstancias, victima de los malos, victima de ti. Toma acción. Dejar de ser victima es dejar de poner tus emociones, tu estado de ánimo y tu vida en unas manos distintas de las tuyas.

  1. Mira hacia arriba (por encima de la cabeza + o -) un poco hacia la izquierda, coloca tu mano abierta en ese punto. Dirígete a ella como si le hablaras a tu verdugo. Verbaliza todo lo que consideres digno de reproche mirando hacia la mano e imaginando que le estuvieras hablando a la persona que te hizo daño.
  2. Luego, dejando esa mano aún en alto, lleva tu vista abajo un poco a la derecha, coloca la mano derecha en ese punto (quedaran las manos como en diagonal, la izquierda arriba a la izquierda y la derecha abajo a la derecha) y vierte simbolicamente sobre ella, todas las enseñanzas vitales que has aprendido al respecto.
  3. Una vez enumeres todas las cosas buenas que has ganado de aquello, dile a tu verdugo, que está en tu mano arriba a la izquierda;  “Te cobro esto (que esta simbólicamente sobre la mano izquierda) por lo que me has hecho. Te libero de la deuda. Te perdono”.
  4. Haz el ademán, sólo con esa mano, de mandar hacia atrás lo que está en la mano izquierda. Como si lo tiraras a la basura, como si lo mandaras al pasado por encima de tu hombro izquierdo.
  5. Una vez tienes esa mano vacía de rencor y de ese pasado que era limitante, colócala bajo la mano derecha en la que se guarda todo lo bueno, todo el aprendizaje vital que has aprendido de aquello.
  6. Mientras pones tu mano izquierda, debajo de la derecha, lleva las manos hacia el corazón y vuelve a verbalizar en voz alta el aprendizaje vital.
  7. Siente. Agradéce. Que tu corazón se entere de lo que le estás contando. Que todas las células de tu cuerpo sientan lo que esta pasando. Verbalízalo en alto para que te enteres tu también. Siente el manantial. Llora si quieres antes de rabia y después y ahora de satisfacción.

Perdonar a alguien del pasado poco o nada tiene que ver con la persona a la que perdonas, tiene que ver contigo. Con tu salud. No seas el perro que no suelta a su presa de entre los dientes. ¿No te duelen las quijadas del cansancio?, ¿No te duele el desasosiego de esperar por algo que probablemente no suceda nunca?. En muchas ocasiones la persona ni siquiera es consciente del “daño” que tu interpretas que te hizo. Es por ti, no por ella.

“Perdonar es liberar a un prisionero y descubrir que el prisionero eras tu.”

Hoy y El Futuro

Donde antes había cadáveres a los dos lados del camino de esos recuerdos, ahora hay flores que fuiste sembrando cada una de las veces que fuiste al cementerio a hablar con cada “el” que te hizo daño, con cada “ella” que te abandonó. Un día te pasaste para pedirles perdón, (a veces hacemos con los demás justo lo que esperamos que los demás hagan con nosotros), otro para llorar de dolor y de rabia e hiciste mil preguntas que no obtuvieron respuesta y fueron pasando entre dolor, rabia y cadáveres, los días, los meses, los años, las arrugas.

Y un día, por ejemplo hoy, te encontrarás entonando esta canción y escribiendo estas palabras:

Hace tiempo que no paso por allí. Dejé de ir a pedir cuentas, a que me las rindieran. Lo último que recuerdo de la última visita es que mientras me postré delante de cada una de mis tumbas, verbalicé; Gracias

Tocar fondo (un largo proceso de autodestrucción), me hizo entender que algo iba mal. Era mi autoestima, era yo la que no me quería, ni respetaba, por eso hice lo que hice y me metí en los líos que me metí, Olvidé honrarme a mi y al tiempo que me tocó vivir.

A ti, que estas leyendo esto te digo que Nunca es tarde para aprender a valorarte, quererte, perdonarte por no haberte dado cuenta antes. Nunca es tarde y la dicha es buena, la dicha eres tu. Lo mismo que mi dicha, soy yo.

Debes sentir que eres tu. Aprender a hacerlo.


Tengo un par de bolsas llenas de Nuncas. Tengo amontonados varios sacos de Jamases.

Mientras escribo en presente continuo, en vivo y en directo como la vida, como el aquí y el ahora, acabo de quedarme perpleja. Atónita. Se me ha entrecortado la respiración del susto. Me he llevado una sorpresa que no esperaba después de todo; resulta que he abierto el cajón de los Siempre y me lo he encontrado vacío.

Y tú, ¿Cuántos Siempre eres capaz de entonar?.

Eres la suma o la resta de lo que decidas ser. Eres la suma o la resta de con quien decidas estar. Eres estando sola y no estas sola, estás contigo.

La prevención de violencia en la pareja está también en tus elecciones y en comprender que tus elecciones dependen enteramente de como te valoras a ti. Hasta que no aprendas a valorarte, a quererte, a amarte sin censura, caerás una y otra vez en la trampa.Aficiones

Fíjate un objetivo. Es el único modo de que lo demás adquiera sentido. Búscate un amante. Muchos. Eso que te pone de novia con la vida.

4 comments on “Prevención de Violencia en la Pareja

  1. Me encantó el post. No sólo por el tono, más sereno y optimista, sino que también por la forma literaria con esos juegos de palabras y figuras contrapuestas. Ahí te dejo uno de mis siempres: Siempre es un placer leerte.

    Un saludo.

    • Gracias por darme la mano y no soltarla durante tanto tiempo. Gracias por que no deja de sorprenderme lo que ves y lees a través de tu ojos, que sigan ahí y tu con ellos.

      Siempre es un placer saber que existes de la manera que lo haces. Gracias, como siempre te digo y gracias por los “siempre” que se han vuelto una buena costumbre contigo. Parece que el cajón se va llenando a mi favor gracias al tuyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *