La Ignorancia de los Culpables


El mundo podrá irse a la mierda, tú mismo podrás hacerlo, incluso podrás serlo. Un montón de mierda que apesta a ignorancia y en esta ocasión no me refiero a la ignorancia de los inocentes, esas personas que lo son sin ánimo de herir, sino a la de los culpables, a los que deciden ir a favor de la mentira pese a que tienen todos los medios para documentarse e informarse, pero es que resulta que no les sale de los cojones hacerlo.

Ese tipo de ignorantes homologados, con formación y carreras, incluso hasta un séquito de seguidores atentos a sus reflexiones. Eruditos en algunas cosas e ignorantes sin sentido en otras. Seres que deciden ir contra natura, contra los derechos de otras personas, contra la verdad y algunos, lo hacen como si ellos no formaran parte de ese ente que formamos las personas, como si en realidad no fueran género humano, sino un monstruo o una quimera, porque eso es lo que me parece a mi,  determinado tipo de gente. Tu, que lapidas con la lengua y hieres con el corazón, eso eres; un monstruo de destrucción masiva cada vez que te da por opinar en contra de los derechos de los demás desde la ignorancia de los culpables, porque te guste o no, me guste o no, tú también eres persona y podrías ocupar tu paso en este mundo en al menos, no cometer tantos delitos prescritos en contra del honor a la verdad.

SABIOS

La Ignorancia es una decisión (En tu mano esta)

El Amor en esta ocasión me lo reservo para taparme los ojos cuando me da la sensación de que el mundo se va a la mierda porque tu estas en el. Esa presencia que tienes como de intentar obstruir la verdad poniéndoselo difícil a algunos con tu pestilente verborrea.

Aprieto fuerte los ojos mientras decido que mi deseo sea que tu abras los tuyos a la verdad, a las verdades (en realidad hay muchas), pero yo puedo resumirtelas en una; un mundo con todos los derechos para todas las personas.

Ojalá bastara con cerrar fuerte los ojos para saber que no existes mientras los demás se desgañitan por tener los mismos derechos que tú, nada más que por nacer.

Mientras decides luchar en contra de los derechos de otros, mientras decides ser  por ejemplo racista, clasista, xenófobo, homófobo, transfobo, ignorante, la foto que esta bajo este montón de palabras es para ti. Apártate. Desde ese lado apestas y además estás opacando la luz.

¿Sabías (por poner uno de los ejemplos) que hazteoir.org se presenta proderechos humanos y sin embargo es una agrupación homófoba y tránsfoba que promueve el odio y el no respeto a la diversidad?

Voy a poner un caso, un ejemplo de los mil que podría enumerarte. Imagina que naces en un cuerpo con el que no te sientes identificado (Evidentemente esto no es como la anorexia o como la elección de si eres de Kas naranja o Kas limón). Pa encerrar estas tu si crees que es una efermedad o una demencia como ya he leído por ahí. Bien, prosigo, la putada es de un tamaño de los rascacielos de Manhattan. Imagina que tus cuidadores principales no lo entienden , tu siendo un niño aún no tienes poder de decisión para comenzar tu tratamiento medico, imagina que desde que te das cuenta, sobre los tres o cuatro años, te das cuenta que sientes que eres de un género que según lo que tu sientes y lo que ves ante el espejo no coincide. O_O . En el cole, cuando ya han pasado unos años es cuando te das cuenta que cuando se esta estudiando el aparato sexual femenino y masculino algo no esta bien, pues no aparece tu caso. Lo comentas en casa y te llevan al medico y entonces comienza el camino del que dependerá tu suerte o no, para poder (en la medida de lo lo posible) revertir esa broma genética lo antes posible.

Con profesión homologada y un máster en ignorancia de la que daña a los demás

Es muy triste que tengas que quedarte supeditado a “la suerte o no” de que las o la persona que te toque de turno, barra para “su” casa y ajuste las reglas y “lo legal” según “su” propósito, criterio o moral.
Muchos no ejercen como debieran su profesión,  sino como creen según sus “criterios personales” y esa doble vara de medir debería ser intolerable.
Sucede con jueces, fiscales, abogados… que además de jueces, fiscales o abogados tienen ideología política, o se dejan corromper por un fajo de dinero y pueden con el mismo código penal fallar en contra o a favor del acusado o de la victima.

El que hizo la ley hizo la trampa

¿Te imaginas que puedan hacer lo que les salga de la polla ciertas personas de las que dependes y que actúen legalmente en tu perjuicio? Pues eso pasa en España.
Médicos, psicólogos, psiquiatras, policías, Jueces, abogados, que además de ejercer su homologada profesión, resulta que tienen una ideología, unas opiniones o criterios personales (y en este caso también, como los farmacéuticos que pueden oponerse por “su” objeción de “su” conciencia a no abastecer “su” farmacia con preservativos. Personas que además de profesionales en una materia tienen un código ético y moral y subjetivo. En consecuencia, hay profesionales que con profesión homologada, barren para “su” casa, y es muy triste tener que quedarte supeditado a la lotería de tener la suerte o NO de encontrarte con los profesionales y las personalidades competentes.

Ese posible desamparo de esa probabilidad de tener la suerte o no de toparte con las personas adecuadas es simplemente indignante, ilógico y desolador ya que actualmente en España (por poner un ejemplo), dependiendo de la comunidad en la que esté, no me basto yo para decidir por ejemplo, en que género me siento realmente yo. Y en el caso de nacer transgénero, mi DNI depende de un trámite burocrático en el que debo llevar dos años en tratamiento hormonal (en el mejor de los casos ese tratamiento empezará cuanto antes mejor), pero para eso debo:

1- Tener la suerte de que me apoye en casa algún adulto del que dependo

2- Que el medico de turno entienda mi problema

3- Que el spicologo también lo haga. De el dependo desafortunadamente para decidir lo que en realidad solo yo debería tener potestad.

4- Que en mi transición desde niño, las personas con las que me encuentro por el camino no me lo pongan mas difícil de lo que ya lo tengo, colegio, sociedad…

A todas esas personas que con los medios que hoy en día ya hay disponibles pero no se informan, ni quieren hacerlo, esas que gastan su energía y tiempo para no dejar a los demás avanzar hacia algún lugar que merezca la alegría, anda… Sed amables que eso, si que es una elección. Lo mismo que la mía de despreciarte si finalmente decides ser un ignorante culpable.

Afortunadamente es probable que un día comprendas el lado en el que esta la verdad. Ese vértice y esa esquina que no todos somos capaces de cruzar en algunas ocasiones. Por suerte tienes una vida por delante para hacerlo. Dobla la esquina!. Los demás estaremos encantados de que lo hagas, no nos importará de donde vengas ni las veces que te hayas equivocado. Es cuestión de tiempo, de experiencias y aprendizaje. Tu decides. En este caso si que es una elección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *