Mentiras y Gordas

Gordos, Anorexicos y Gordas Felices, Ja! Mentiras y Gordas.

Cuando digo delgadez, me refiero a la extrema, como por ejemplo la que esta sufriendo hace tiempo Angelina Jolie,  (muchos éxitos pero le falta el más importante), como ya vaticiné tiempo atrás. En realidad este tema se aplica a cualquier vicio, no sólo al de como podemos llegar a usar el modo de alimentarnos para maltratarnos.

 

Transcripción del vídeo “Mentiras y Gordas“:

Te voy a contar una historia que de bonito no tiene nada.

Una historia de mentiras y de verdades.

Es mentira la posibilidad de que un gordo o una gorda sea feliz. Es mentira.

Otra cosa, aparte, es lo de estar a gusto o no con tu cuerpo, eso no tiene nada que ver. Estoy hablando de salud, estoy hablando de que llegar a un estado no natural, como es la gordura, o a un estado no natural como lo es la delgadez (extrema), es signo, es el reflejo de una enfermedad. Una enfermedad que tiene que ver con la autoestima, con una mala autoestima, con una mala gestión de autoestima.

Normalmente las personas, buscamos o queremos ser valoradas. Cuando digo esto no me refiero a una valoración externa, me refiero a que muchas personas…de hecho, las personas que tienen amor propio, que no tienen un problema de autoestima, que se valoran, que se quieren, que se respetan, que se honran a si mismas, normalmente no suelen buscar esa aprobación externa. No buscan la felicidad de fuera a dentro. Saben que es algo efímero, que no sirve de nada. Que es como cabalgar una ola. Eres (te sientes) feliz mientras estas cabalgando esa ola, sientes la energía de esa ola, sientes la fuerza de esa ola.

¿Pero que sucede cuando termina o cuando se acaba ese vértigo de esa ola?. Pues que las personas que no tienen una buena autoestima, no son capaces de valorarse a si mismas sin resultados, sin esa aprobación externa.

En consecuencia, por esas ganas, por esa necesidad casi fisiológica de valoración que necesitamos (que todas las personas necesitamos). Las que tienen amor propio, es una necesidad autógena, o sea, lo crean sobre si mismos, se quieren a si mismos y los que no tienen amor propio o una buena autoestima, acaban siendo vagabundos emocionales, buscando en el exterior lo que a si mismos no son capaces de darse. Eso hay que sanarlo, Eso hay que curarlo.

Esa aprobación es necesaria, y para que no sea negativa, esa aprobación debes buscar el modo de dártela tu a ti mismo.

Por el motivo que sea ahora mismo hay personas que no se aprueban a si mismas, que no se valoran. El motivo yo se cual es, tiene que ver con la infancia, pero bueno ese es otro tema aparte. La cuestión, es que la vida va pasando, vamos haciéndonos la vida como podemos y cuando vemos que no cuadra lo que realmente queremos o creemos que queremos, con lo que nos esta pasando, buscamos la manera de satisfacernos fisiológicamente. Y si no podemos ser felices o no encontramos la felicidad en el exterior, que es lo mas probable, porque nadie ha nacido para hacerte feliz a ti, solo tu. Lo demás es compartir con los demás, compartir felicidades, sumar felicidades ¿Que sucede cuando en la vida real estas abajo de esa ola?, ¿Cuando no hay ascensos?,¿Cuando sientes el fracaso?¿Cuando hayas puesto la mano en el fuego por alguien y te has quemado?,¿Cuando sientes que estas solo, que estas sola?, ¿Cuando te da a sensación de que no te quieren? (independientemente de que te quieran o no).

¿Que sucede? Que  necesitas sentir la satisfacción de que algo te esta haciendo sentir bien ¿Y que haces?; Comer.

El signo, el resultado de lo que hacemos con la forma que tenemos de comer, las personas bulimicas, o las personas anorexicas, como las personas con sobre peso, están de alguna forma gritando. Es una forma como desesperada, inconsciente de pedir ayuda.

El problema es que no sirve de nada intentar ayudar a esas personas porque no han pedido ayuda.

No son conscientes de que la necesitan. No saben porque no se quieren , no saben porque no se valoran, no tienen ni la menor idea. Lo único que saben es que no cuadra. Es que nada cuadra. Se creen personas defectuosas. Se lo creen. Han asumido que no son validas, que no merecen amor y el verdugo mas implacable, y el verdugo mas implacable, son ellos mismos consigo mismos.

Un día han aprendido a no quererse porque alguien a quien querían no los quiso. Normalmente son las personas que se encargan de su cuidado cuando son pequeños, o responsables de ese cuidado, pueden ser sus padres o pueden ser sus abuelos o pueden ser quien hayan sido. La cuestión es que no han curado esa herida y se pasan la vida yendo de oca en oca y tiro porque me toca o de pareja en pareja y tiro porque me toca. Cometiendo los mismos errores y probablemente en un bucle que no va a terminar hasta que no cojan las riendas de su vida y se den cuenta de que tienen un problema de autoestima. De que en realidad, el problema no es que el exterior no les de lo que ellos quieren, es que ellos mismos no se lo están dando. Son incapaces de darlo.

Entonces, para darse una especie de tregua a ese desamor que yo lo resumo como una especie de Insoportable Levedad del Ser, ese desamor propio, es tan vacío, es tan triste, que como en esta vida en verdad hemos nacido para ser felices los que tenemos esa suerte de no haber nacido en un país, unas circunstancias o un contexto antinatural, en el fondo sabemos que hemos venido a esta vida para ser felices.

Cuando no lo somos, cuando hagamos lo que hagamos no lo conseguimos, resulta que cuando comemos hay una especie de placer, un placer interno y si no sabemos o nos hemos creído todas las mentiras de la industria alimenticia terminaremos con sobrepeso por que la necesidad fisiológica de sentirnos bien, esta por encima de todo lo demás.

El cuerpo humano puede soportar la tristeza pero hasta cierto grado.

La única forma de que se entienda que no es verdad, que un gordo puede ser feliz o que un gordo es feliz, porque repito, la gordura es el resultado, es el signo, es el reflejo de que hay una enfermedad.

Una enfermedad que se llama Mala Autoestima.

Es muy sencillo, la industria alimenticia nos ha hecho creer o nos ha hecho ver que estar gordo no es ningún problema, de hecho para ellos es La Solución; Cuanto más comamos y peor, mas alimentos venden.

No estoy segura,exactamente, de cuando llegué a odiarme a mi misma que es lo mismo que no quererse. No estoy segura exactamente de cuando fue el tope. Se hasta donde me destruí. Si no recuerdo mal, creo que lo máximo que llegue a engordar fue hasta cuando la pesa ponía 94 (mido 1,60), pero tampoco estoy segura, solo se que fue un proceso inconsciente, que yo no tenía ni idea de que el problema es que no me quería a mi misma, que no me valoraba a mi misma, no tenía ni la menor idea, y cada vez que veo una persona con sobre peso no me cabe ninguna duda de que esa persona no se valora a si misma y tampoco se quiere. Y el sobre peso es una forma de intentar tapar huecos, de intentar cubrir vacíos (que en verdad son un pozo sin fondo). Porque hay algo que tenemos claro y es que de alguna forma todo el mundo necesita aprobación y cuando digo aprobación, no me refiero a la aprobación externa, me refiero a la propia.

¿Cual es el problema? Que como nadie te dijo que el secreto es el Amor Propio, que el secreto es que te quieras tu a ti mismo, a pesar de tus circunstancias, con tus errores y con tus virtudes o con tus éxitos, pues ¿Que sucede?, que no tienes ni idea de porqué no te valoras, no te quieres, no te amas, no te respetas, no te honras a cada paso que das. Y de repente un día sientes que nada cuadra, que nada esta bien, que nada es correcto… porque no te valoras. Por que estas constantemente esperando algo del exterior,  que no va a solucionar tus problemas nunca.

Porque ningún ser humano ha nacido para hacerte feliz a ti , excepto tu.

El caso es que tu no tienes ni idea de que no te quieres, de que no te valoras, no tienes ni la menor idea. Y cada vez que alguien no te quiere o no te valora, le odias a muerte. No lo entiendes no lo comprendes.

Hay algo que siempre digo:

Solo tu tienes la llave que abre la puerta a la solución de tus problemas de autoestima y es aceptando que tienes un problema de autoestima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *