Haciendo el Amor

A mi las lecciones me las dan las personas que hacen el amor con su vida. Personas que son capaces de valorar y disfrutar de lo que tienen.

Si no eres feliz con lo que tienes, tampoco lo serás con lo que te falta“.

De pura casualidad o causalidad mas bien, encontré un día después de grabar yo un vídeo de una de las personas a las que admiro de este pueblo. Lo encontrarás al final de estas letras. Lo que dudo es si tiene 87 años, pero hasta que no le vuelva a ver no podré saber fijo la edad, lo que si puedo asegurar es que son mas de 84.

Encontré este vídeo que compartió una de las personas alma que tuve la suerte de encontrarme en New York, en realidad fue al revés, fue el quien me encontró a mi.

Lección de Vida

Sabino es un hombre serio, de pocos amigos pero yo soy una afortunada, porque a mi siempre me sonríe, como yo a el y le pregunto y le cuento y me da consejos y se ríe y no le gusta que yo este tanto tiempo en casa. Me dice que viva, que salga, que si no salgo ahora que cuando lo voy a hacer. Que disfrute. Me dice que disfrute de la vida.

Hubo un mes que me asusté un poco porque se le notaba al andar como que encogía la espalda, se encorvaba hacia adelante y así (junto con esa aparente dificultad), subía y bajaba la cuesta. Hubo días incluso que dejó de subir, porque se enfermó, pero por el arte de la magia de sus pensamientos, Sabino se recuperó y esta mejor que nunca.

Sube y baja esa cuesta cada día. En la montaña de arriba tiene una huerta. Justo ayer me contó que iba a activar la batería a la red que impide entrar a los jabalíes y siempre aprovecho la charla, para hacerle saber mi admiración por el. Le agradezco los regalos de la tierra que nos trae, le recuerdo que para mi lo que hace son como hazañas.

-Mañana, si quieres, te traigo mas berzas y perejil. Si no se perderá, que nosotros ya tenemos mucho en el congelador.

Hoy en la tarde, cuando iba a sacar a Candi, justo cuando la lluvia dio una tregua, veo que en la portilla hay una bolsa llena de Soles y Amor; de Amor Propio y de Amor por la Vida.

Hoy llovía bastante, con lo que me imaginé que hoy no era día de huerta para Sabino, ni de andar mojándose. Me equivoqué. Sabino me trajo en esa bolsa, una vez mas: una lección de Amor, Amor propio, tesón y Amor por la vida.

Bolsa de Soles

Bolsa de Soles, Amor Propio y Amor por La Vida

La motivación, la energía vital, emana de personas que son capaces de valorar sus actos como la semilla y el fruto de lo que son;

Amor

Me imagino a Sabino poniendo esa bolsa en mi puerta con una sonrisa en la cara, en el alma y en el corazón. Exactamente la misma que se me puso a mi.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *