Dragones

Abismo

Hay un Dragón al que algunos le llaman miedo.
Yo al mío, lo llamo ansiedad, pero no es uno, son como diez dragones.
Cuando les da por merodear, andan volando por donde detrás de mi ombligo, imagino que sea exactamente donde esta el estomago, podría indicarte con exactitud milimétrica con la yema del dedo indice, donde se alojan los huéspedes.
El lugar donde habitan es el mismo, que donde está lo que llaman “el segundo cerebro”.
Se ve que esa zona nuestra es como un piso de esos compartidos. En una habitación esta; La Paz, en otra; Los Demonios y así un montón de habitaciones con sensaciones diferentes… se ve también que el piso es de los grandes.

Cuando hablo de inercias y que me guío por instinto o intuición, es desde ahí desde donde parto. A veces la lío y en lugar de hacerle caso a la intuición, o a la inercia positiva o negativa, se lo hago a la razón o al corazón y me equivoco, irremediablemente me equivoco. Caigo al vacío y entonces entiendo a los que les da por llamar a ese Dragón: Miedo y no me queda otra que darles la razón, porque también la tienen.

Esa debe ser la habitación en la que me encuentro ahora. El síntoma está en el estomago y el antídoto, siempre, siempre, siempre es el mismo;
Una taza de Amor, sin hielo por favor.

AportAmor

AportAmor

…pero es que a estas horas y a estas alturas, todo esta cerrado, y los pares de manos que conozco que saben colmar de Amor, están todas ocupadas agarrando otras manos, cuyos dueños también andan precipitándose a algún vacío, precisamente para eso, para que no se precipiten ni se caigan a lugares absurdos.

Y entonces lo entiendo. Entiendo la importancia de cada una de las partes que nos componen. La importancia de no dar la espalda, de mirarnos a los ojos, de tocarnos la piel, de sonreírnos, y las manos, de darnos la mano. Y la importancia de los besos, los besos en la frente; LA PAZ.

No se a ti, pero a mi me devuelven a la habitación de La Paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *