La Mentira de lo nuestro y Oda al Corazón

Puedes pensar que hablo de mi, pero es que esto nos pasa o pasará a todos. Nadie saldrá ileso.
Descubrir una mentira de alguien en quien confiabas, es mas que suficiente para destruir el rascacielos de verdades o de simulacros de ellas que le precedieron.
Rascacielos de Mentiras

La Mentira de lo nuestro puede ser cualquier cosa en la que haya dos.

¿Lo mas triste? la cara de incauto que se te queda. Alguna parte del corazón se paraliza, como cuando frena un coche en seco que va a 120 y tu vas dentro. Por alguna parte te quedas dolorido.

Al otro lado de la mentira cambia todo; la perspectiva, la forma, el angulo y el lugar desde donde escuchas sus palabras. La confianza desaparece y ¿eso?, eso es lo peor. Notas algo así como si te amputaran algo que era tuyo, que os hacia grandes a ambos como conjunto, y “lo nuestro”, y “el nosotros” desaparece de escena.

La Mentira de lo nuestro
Nada es lo mismo después de la mentira. La mentira es la hiel.
Nada es lo mismo después de la mentira, ni siquiera la soledad, hasta a esa la tiñe en tramos de “Azul oscuro casi negro“. Nace un nuevo “desasosiego que te desasosiega el sosiego”. Un insomnio que gestionar. Cuesta encajar la nueva situación, y vas echándole tierra o lo que sea que colme esos espacios que por ley, ya no le pertenecen a la persona que omitió la verdad y que como aún no saben lo que ha pasado, esperan la presencia del otro, colmarse de las gotitas de los momentos donde parecíais el conjunto de algo, un equipo, por ejemplo. Por eso los helados, la nutella y los kilos que sobran no se van. La cosa es encontrar placer o placebo de algo llenando ese espacio, serte tu el mentiroso, fingir para que por dentro no se note. Intentar calmar, almar, colmar, llenar.

Yo te Almo
Tu me Almas
El la Alma
Ella le Alma
El Perro nos Alma
Nosotros nos Almamos, los unos a los otros y nos desalmalamamos también
Ellos les alman, por los siglos de los siglos; Almen por favor, ya dejen de desalmar que duele.

La culpa es del Desequilibrio. Empezó en mi. Luego se acentuó junto con las decepciónes con engaño y luego continuó en mi. Tanto, que terminè con unos dolores físicos insoportables. Cefaleas diarias que desencadenaron activando Ramificaciones nerviosas que actuan de puñal bajo mi omaplato derecho. Al principio dolían como agujas, como si cada día alguien me hiciera Budú y olvidaran retirar la aguja del día anterior. Los medicamentos no lo cesan. Soy intolerante al dolor fisico. Mi umbral es practicamente inexistente. Tampoco se aceptar un engaño, ni equilibrar el desequilibrio. Y ahora esta historia nueva incomprensible por parte de ¿los míos?…y de nuevo la recaída del automaltrato, no solo el fisico. En la noche duelen el 40% de mis músculos, como si les faltara amor, resiliencia y algún nutriente por todas partes y de las partes no dependen todas de mi. La mierda de siempre. El hartazgo de la carencia de protección. El titulo sería: La Reina Destronada.

¿Como se plagia un masaje o una caricia, sin masaje ni caricia? Imposible.

masaje

Lo único bueno es la sensación de que se termina el tiempo de engaño, ¿lo malo?, no poder avisar a los demás incautos para que reserven su tiempo, su atención, sus regalos y presencia, a alguien que tenga la capacidad real de valorarlo/apreciarlo, porque el corazón es un órgano vital y tenemos la obligación de cuidarlo, aunque solo sea por devolverle el favor de lo mucho que tira y que late por nosotros. Vaya si lo hace!. Tenemos la obligación de amarlo, sanarlo de las anteriores heridas y decepciones y dejarle de tanta espina. De tanta tontería. De tanta medusa con piel de cordero.

Hay heridas que enseñan , hay daños incluso necesarios, pero después de haberlos pasado, es tan aburrida la nueva huella de este tipo de herida. Tan fútil. Tan absurdo. Tan llueve sobre mojado.


Por cierto todo este contenido es gratis, yo no gano nada ofreciendotelo, asi que si te apetece AportArme un poquito de Amor a mi si vas a comprar en Amazon, accede al link desde aquí.

Y tu pagarás exactamente lo mismo, sólo que ellos sabrán que lo hiciste desde aqui y me enviarán un porcentaje de comisión.


Oda al Corazón

oda a mi corazon

Donde el corazón te lleve

Oda al Corazón 

Yo te juro Corazón quererte como si nuestra vida dependiera de ello. Perdóname los tropiezos, las espinas, las esquirlas, la perdida de tiempo, el daño. Siempre he confiado en la bondad de los que Brillan. Brillemos también tu y yo. Juntos es Mejor y que gracias por latir como lo haces, por hacerme sentir orgullosa de ti y de mi como conjunto, como pareja, como equipo, porque en realidad de quien estoy enamorada es de ti, de nosotros, de ti y de mi como conjunto, como pareja, como equipo. Estoy Enamorada de nuestra capacidad de Amar, del sentimiento que ambos activamos cuando nos enamoramos de otro y abrimos las puertas y permitimos pase, aunque luego ese alguien decida mentir, hacer daño y no sepa o no tenga la capacidad de asumir nuestra grandeza y nuestro valor.. Que nos quiten lo bailao, aunque a veces la musica no fuera la idonea, en medio de algún concierto para instrumentos desafinados, pero si, prometo amarte en lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad, serte fiel todos los días de mi vida, amarte y amarme hasta que la inconsciencia nos separe, porque si de algo estoy segura, Corazón, es que desde que soy consciente de lo que tengo, no puedo hacer otra cosa que amar.

oda-corazon


Capacidad de Amar Autogena

La Idea de enamorarse del sentimiento de enamorarte del sentimiento, vino de regalo de Paty Valenzuela en una de sus ponencias en el Maraton PNL 2016 organizado por mi profesor de PNL como Facilitadora de Procesos de Cambio, Edmundo Velasco. Gracias a ambos.


Y tu, querido lector y compañero de batallas, ¿Ya has pasado por los daños que te hacen sentir pereza de los nuevos? ¿Que te parece la idea de enamorarte del sentimiento y de tu capacidad de amar y de ti en lugar de depositar todo el amor en el otro o en quien crees que es el artifice de esos sentimientos? Yo empezaría a darte a ti y a tu capacidad de amar su valor, porque lo tiene, solo que lo mismo como me pasó a mi, tal vez no te lo has planteado hasta ahora. Cuentame…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *