El Efecto Mariposa de la Maldad

El Efecto Mariposa

Incluso el villano, el asesino, el violador, el mezquino, el corrupto, el ladrón, el que maltrata, el que escupe, insulta, dispara… sea hombre o mujer, desde su conciencia piensa “El malo es el otro, y el bueno y la victima yo”.

Todos, dentro de la victimización encontrarán motivos para actuar de forma malvada o de atroces consecuencias para otros y para si mismos.

El pederasta, por ejemplo, suele serlo porque abusaron de él de pequeño y no se recondujo, ni se trató eficientemente. Todo lo que ese niño o niña, interpretó desde su modo de ver el mundo.

Incluso algunos, se hacen adultos sin que nadie, excepto su verdugo, supiera de los abusos.

EGO VS ESENCIA

Si no sanamos el dolor de las heridas que arrastramos, si no hacemos consciente lo inconsciente, Todos, absolutamente todos, encontraremos de forma egoica, motivos para deshacernos de la culpa, de la responsabilidad personal, de la ética, de la moral, de la estética social, de lo políticamente correcto.

Desde el Ego Nuestro dolor propio, está por encima del del resto.

-          

Nuestro dolor, suele ser lo único que somos capaces de interpretar, asumir, sentir… las personas que aún no sabemos o no hemos sido capaces de sanar nuestras heridas (las que sean).

Dime tu herida y podré hacerte una idea de las consecuencias.

Si no sanas la herida, la puedes liar muy parda. Casi siempre en contra de los demás y siempre en contra tuya.

La Inconsciencia de la Inconsciencia

Lo que pasa que no lo sabes, lo único que sabes es que; “El Malo es el otro y La Victima: yo” y que cada quien aguante su vela, que tú, ya tienes bastante con la tuya.

¿Que harás tú con tu cadena de Dolor?

El Daño es un ente individual que sobrevive a través de las personas por las que pasa. Vive en mayor o menor medida, a través de ellas.

Nadie, absolutamente Nadie se librará de él.

Gestionar ese daño, hará que ese ente, desaparezca o al contrario; vaya alargando su vida. Campando a sus anchas por el alma de los que pasan.

Si quien lo sufre, no tiene la inteligencia emocional necesaria para gestionarlo, se irá transmitiendo de unos a otros. Lo mismo que un virus. La persona que lo porta, intentará (elevando a su máxima potencia el error), liberarse y librarse de él, poniéndoselo a otra o a otras personas encima. Multiplicándolo. Expandiéndolo.

El virus tiene vacuna.

Entender que las generaciones de donde viene, no supieron qué hacer con él y decidieron insuflarle vida, ponerle nombre y apellidos, realimentarle, darle oxigeno… Generación tras generación.

Y ahora estas tú. Puedes asfixiarlo, pero ¿porqué te lo hicieron a ti?, ¿porqué no te protegió de él, quien te lo hizo? No aportará soluciones. Quedarte en modo victima, tampoco. Sin embargo, si lo entiendes, serás capaz de reconocerlo. La pregunta perfecta es “¿para que me lo hicieron a mi?”.

Tal vez seas tú el elegido y tengas tú los cojones/los ovarios y la capacidad emocional a través del conocimiento, de asfixiarle

El Dolor es inevitable, el sufrimiento opcional -          

Powered by Vcgs-Toolbox

Un día contaré mi historia y lo que cambian los roles de esa misma historia, nada mas, que por haberme empeñado yo, en tener acceso a una información, que estaba al otro lado del dolor, lo que pasa que tuve que descubrirla por mi misma. Por eso es tan importante lo que te ofrezco.

Apaga el fuego de odio, amargura y desamor que portaron todas y cada una de las personas que te lo fueron trayendo. No se lo transmitas a nadie. No te lo lleves encima. Sánate tú. Evita el contagio.

El Efecto Mariposa de la Maldad

Este vídeo curso, te ofrece algunas de las piezas fundamentales para ir poco a poco haciendo tu camino de evolución hacia tu tú mas tú. Tu verdadera Esencia. Tu mejor Versión.

Hacia Tu Libertad Emocional

Hacia Tu Libertad Emocional

Lo mas importante dentro del mundo del Desarrollo Personal individual de cada quien es justo que cada persona decida hacer consciente lo inconsciente y visible lo invisible. Es el mejor modo que se me ocurre de quitarnos la venda que nos cubre los ojos. La venda que seguimos poniéndonos con nuestras propias manos, tantas veces.

Te espero en los comentarios. Cuéntame. ¿Ha despertado en ti, algo de lo que has leído, esa opción a la posibilidad de una nueva perspectiva de tu propia historia o incluso de las historia de algunos demás?

¿Quieres ser el eslabón que rompe la cadena del dolor o por el contrario quieres dejar que la herida siga supurando e infectándolo todo a su/tu paso?

¿Que harás tú con tu cadena de Dolor?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *