El día que me casé

la foto de mi boda

La foto de mi boda

El día que me casé, me vestí de blanco de pura casualidad. Decidí darle mimos, como masajes y golpes de ánimo en la chepa a los edificios tipo king Kong. Tengo tanto Amor para dar, que hasta king kong me parece pequeño.

El día que me casé, me juré por dentro, como si fuera un ritual inconsciente que ya nunca jamás me fallaría. 

El caso es que me casé, y no tenía ni idea de lo que estaba haciendo. Ni la mas remota idea de que lo estaba haciendo. Lo se hoy. Me enteré hoy. Justo hoy cuando veo la foto de mi boda y se que ha pasado el tiempo prudencial y suficiente para hablar sabiendo y sintiendo lo que me digo y lo que te digo.

El caso es que me casé, y no tenía ni idea de lo que estaba haciendo. -          

Powered by Vcgs-Toolbox

Me casé conmigo, con la belleza que antes, durante un tiempo, fui incapaz de ver.

Me casé con las personas que me quieren y yo a ellas, me casé con mi perro, con los anteriores, con la naturaleza, mi madre, con la vida.

Me casé con mi pasado y mi presente. Con el sonido que hacen todos los animales que se escuchan desde mi ventana cuando sale el sol. Ellos y ellas son libres, lo mismo que yo.

Me casé conmigo, con mi albedrío, con el de ellos, el de ellas, el de todas las cosas.
Me casé con Tu Albedrío y El mío.
Conmigo para siempre. Contigo hasta que los albedríos nos separen. Amén.

“Por los siglos de los siglos; Amen, así, sin tilde”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *