¿Desde donde actuamos? Esencia o Ego

“Quien no sabe lo que busca no entiende lo que encuentra”. Claude Bernard

Te pongo un ejemplo mío y luego tú mism@ llegas a tus conclusiones.
Recuerdo perfectamente la primera vez que me puse a ver un vídeo de Tony Robbins…me generó tal rechazo la velocidad a la que hablaba, que cerré el vídeo.

Esencia o Ego

Evidentemente evolucioné…Seguí formándome y un día entendí que el problema no lo tenía Tony, si no yo con la aceptación.

Aceptar no es perfumar lo que tú crees que es mierda.

Aceptar es ver las cosas como realmente son y no como tú te las inventas en tu mente. -          

Powered by Vcgs-Toolbox

Me estaba perdiendo la oportunidad de asumir la belleza de como trabaja con las personas.

Esencia o Ego

Esencia o Ego

A veces, hay que entender desde donde se actúa y cuanto de ego o esencia hay detrás de cada gesto. ¿A donde se va la verdad? Al lado del que actúa desde la esencia.

¿Cuales son las intenciones reales por las que alguien actúa como actúa?

Aceptar esa premisa, nos hará entender y aceptar la situación como es, no como nos imaginamos o interpretamos que es.

Muchas veces, la cosa, incluso una conversación o disputa o lo que sea que mantienen contigo o en respuesta a algo que tú has dicho o escrito, no tiene absolutamente nada que ver contigo. No es nada personal contigo o contra ti. (Va de la tormenta por la que esté atravesando el otro)

La posible tormenta
Y si tienes dudas de tus actuaciones, te invito a esta reflexión ¿Yo desde mi mejor versión hubiera dicho o hecho o interpretado esto de esta forma?

Si la respuesta es SI, ya tienes la respuesta.
Si la respuesta es NO, ya tienes la respuesta.


Actualización Mayo 2017:

Es importante ponerle freno al Ego Espiritual cuando estamos clasificando/etiquetando/encasillando sin toda la información al completo.
Lo que viene a continuación es una opinión y en consecuencia puedo estar perfectamente equivocada, aún así, considero importante dejarla reflejada, por si sirviera para aportar en positivo (esa es mi única intención).
Cuando a alguien le molesta especialmente algo de otros, el problema es o lo tiene “ese alguien”, no “esos otros”. La responsabilidad recae en cada uno cuando cada uno por fin llegamos a la conclusión que la responsabilidad personal es nuestra. La evolución o no de los demás, es cosa de los demás (estén como estén depende de ellos y sus fases). Lo que cada uno podemos de forma optativa y junto nuestra honestidad y humildad hacer; es saber de qué modo interpretar lo que estamos viendo, sintiendo o rechazando de los demás y aunque haya eneatipos que le dan mucha importancia a lo que ellos consideran “lo correcto”, “lo justo” o “lo perfecto” ¿quién son ellos o nosotros, para dar por hecho que “lo correcto”, “lo justo” o “lo perfecto” es lo que nosotros o ellos consideran correcto, justo o perfecto?.
De nuevo incido (en lo ya escrito en: Se Tú El Cambio ), en que no es sano, ni ecológico, ni limpio, los juicios de valor que se están llegando hacer con el “yo soy”, “tú eres”, “él es” por muchas y de calidad que sean las cuatro cosas nuevas que vamos adquiriendo en nuestro aprendizaje.
También aportar que; “cualquier calificativo negativo” puede perfectisimamente aplicarse a cualquier tipo y subtipo del eneagrama y del planeta, aunque unos sean más propensos que otros en su fase insana a esa “actitud”, o calificativo negativo o rasgo concreto de fases, por las que “cualquier persona” con cualquier eneatipo puede pasar y más, sabiendo la ignorancia emocional que sustenta muchos ámbitos de los que la gran mayoría de personas venimos, a pesar que aquí estemos intentando remediarla, en todo caso considero según opinión; no es legítimo decir por ejemplo tal eneatipo “es” mentiroso, tal eneatipo “es” victimista o a tales eneatipos les molesta especialmente la gente quejica (por ejemplo). Eso son “caracteristicas” que en fase insana todos podemos tener y en fase sana, sumada a cierto conocimiento específico, seremos capaces… probablemente todos, incluso los que antes no eran capaces de “aceptar” por qué les molestaba la gente quejica.
El mundo es como es, no como a nosotros nos gustaría que fuera y llegar hasta ahí, nos convierte en responsables y corresponsables de lo que interpretamos del otro, responsables de aceptar o no las fases de los demás pero lo más importante, no obviar que cuando estamos equivocados no solemos ser conscientes de que lo estamos.

Por ejemplo; desde la humildad reconocer por ejemplo que: Si a mí me molesta la gente quejita, es probable que esté viendo en el ojo ajeno, lo que no veo en el propio, pues esa actitud, en realidad es en si misma un “me estoy quejando” de los que se quejan. Sea como sea, allá cada quien y que ojalá todos encontremos el camino de nuestro “personal e individual” desarrollo personal y toooodo lo que ello implica con el menor ego espiritual posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *