Un Favor: No huyas de ti. Te Amo.

Te asusta tu inmensidad y yo te abrazo y en realidad, yo no puedo hacer nada. Ni siquiera debería haberte escrito esto, porque no sirve de absolutamente nada lo que haga yo, ni nadie. No sirve que yo o cualquier otro quiera indicarte la ruta hacia tu mejor ser. No sirve que yo o cualquiera te Ame, lo que sirve es que te ames tú, porque si no te amas tú, no entenderás que te amen los demás. No resonarás en ese amor. No sabrás lo que es Amor.