El día que fuimos (Dios) Dos

Aunque la mayoría del tiempo este contando mi vida, verdades como puños en las que cuento la percepción de los hechos de determinados contextos de mi vida que pueden perfectamente cambiar según mi crecimiento personal, deberías saber que Tu eres en realidad, el protagonista de la historia.

Tu eres el ser mas importante del planeta, si, tu. Tu que estas leyendo esto. Tu, con tu nombre y tus apellidos. Que si, que te lo creas, que lo eres y si no, replantéate esto. Sólo durante este instante, dame toda tu atención para devolvértela a ti y comprender que estas respirando. Se consciente realmente de la vida que te esta fluyendo por las venas. Deja de leer. Cierra los ojos. Inspira. Siente. Se consciente de cada molécula de oxigeno. SIENTE como se te llenan los pulmones de vida. Hazlo por favor. Hazlo. SIENTE-TE. Estas leyendo esto. SIENTE. Estas vivo. Eres un milagro. A-SIENTE.

Y ahora, déjame que te cuente, de milagro a milagro, desde este lugar en el que estoy absolutamente sola. Sola desde sentimiento de ser consciente que “la felicidad es mas real cuando es compartida”, compartida con almas afines. Almas que te recuerdan que estar vivo además de ser un milagro, es motivo de disfrute, de permanencia, de infinito, porque dime la verdad

¿Cuando ha sido cuando mas has sentido que tocabas el cielo con las manos?

Lo mismo me equivoco, pero voy a arriesgarme al fallo, y cuando hablo, lo hago en neutro aunque a veces escriba en femenino o en masculino, lo que cuento, no va de géneros, ni sexos, ni razas, es aplicable a todo ser viviente que sienta como es debido. SIENTE.

La maravillosa sensación de ser (Dyos) Dos

Amar y ser amado, Amar y ser Amada habiendo coincidido la persona a la que amas y por la que eres amado  es un poco demasiado mucho; magia. Es un poco demasiado mucho; el cielo en la tierra. Parecido al Paraíso o algunos de los muchos que hay.

el milagro de quererse

Acabo de recordar que la parte final del eslogan de mi tercer y desaparecido blog, en el que me llamaba “Caótica Lucía” decía “…pero al final se los follan otras“. Se notaba la reminiscencia de que había sido la amante por mucho tiempo de alguien que terminó siendo muy importante en mi vida.

El, mientras estuvimos juntos, me hizo sentir que yo también lo fui para la suya

otras

A veces, hay situaciones, personas y momentos que me recuerdan esa frase y es desagradable, pero así es la vida, (C’est la vie), a veces se pierde y a veces o siempre, (según lo plantees) se gana, porque si alguien que deseas no esta contigo es por algo y lo mejor que puede pasarte es que en realidad no este contigo, por mucho que lo desees.

¿De que te serviría que estuviera contigo alguien que no siente ni la mitad de la inmensidad que tu sientes por esa persona?. Yo creo que por mas vueltas que le demos, por mas que hagamos ambos por coincidir; Lo que no ha sucedido ya, no sucederá jamás y nada dura para siempre, ni tan siquiera, la fría lluvia de Noviembre… (ni lo bueno, ni lo malo dura para siempre), o como dice otra canción, “No puedo apartar mi mente de ti, hasta que encuentre a alguien nuevo”.

Aunque mi sentimiento de fidelidad al sentimiento suele ser fuerte, aunque llegue incluso a disfrutarlo, aunque sarna con gusto no pica, hay algo de insano en dedicarle tiempo y emociones a quien por imposibilidad emocional hacia ti, no participa en las mismas.

El día que fuimos DosEl día que fuimos D(y)os

El día que fuimos Dos voy a echarlo de menos el resto de mi vida. Porque en realidad, resulta que ahora, ya se ha transformado en un deseo pendiente, pero no en un deseo pendiente guay, o sea, un deseo pendiente en el que participan para que se cumpla dos, sino un deseo pendiente chungo que es el que solo se cumple cuando hay dos y resulta que estas tu solo.

Quiero que seamos dos, aunque en estos casos querer no basta.

No quiero que nos fundamos en uno porque aunque metafóricamente suene bien,  la realidad de esa metáfora es otra bien distinta.

Déjame que te cuente mi versión que además es lo que siento en este momento con alguien que no siente lo que yo. Es la historia de lo que viene siendo, un amor no correspondido. Ese alguien y yo, ya estamos fundidos en uno, o sea, yo pensándole y sintiéndote y el en otros mares, pensando y sintiendo pero por otra persona.

Así que no quiero que nos fundamos en uno, ni que seamos uno, que es exactamente como ahora mismo estamos. Lo que ahora mismo somos.

Fundidos en uno es lo mas parecido que se me ocurre para describir lo que es el amor no correspondido, que es cuando el resultado de la suma es uno. Con lo que si yo sin ti sumo uno y tu sin mi, sumamos uno, estaremos solos y lejos de ambos. Sin embargo si el resultado de nuestra suma fuera dos, eso es que estamos juntos, sintiendonos juntos por muy lejos que estemos físicamente. Tu siendo tu y yo siendo yo, juntos o separados pero dos porque Amor es mirar ambos en la misma dirección.

…pero resulta que la realidad, en este preciso instante, me devuelve una resta,  por mas que sumo solo me sale que somos uno y este es el resumen de mi vida en este instante en lo referente a amigos, amantes, amores, o amigas.

SIEMPRE QUIERO QUE NADA TENGA NINGÚN DUEÑO

A veces quiero que Nunca se acabe La Noche, seguir La Música hasta El Horizonte. SIEMPRE quiero poner arriba a los de abajo. Quiero que NO sobreviva El Desengaño. A veces quiero irme contigo a La Luna y que no exista la palabra Nunca. Siempre quiero hacerle trampas a La Muerte. Quiero sentir la Primavera en Septiembre. Siempre quiero que Nada tenga ningún dueño. Quiero volver Realidades los Sueños y también que La Locura se premie. Quiero ser Mar (pero) sólo consigo Espuma, sin ti no puedo porque no me ayudas. Todo se vuelven Dudas.

Y si en cualquier versión que te imagine, dos somos uno, la hemos jodido pero bien, porque una de las cosas mas absurdas es echar de menos, como ya perfectamente expliqué en otro de mis escritos.

Es absurdo exigir una atención que no me das, o pedirte un amor que no te nace. Si nos amamos, respetaremos nuestros tiempos de soledad o de compañía con otros seres. Estaremos satisfechos como se esta satisfecho por un amor correspondido. Habrá un equilibrio natural en el que a ti te nacerá o buscarás el modo de aportarme mi parte y yo haré lo propio con la tuya. Lo que se llama complementarnos.

El problema se presenta cuando una de las partes comprueba que la otra ya no participa en el acto y en consecuencia, se encuentra siendo el espectador de una película en la que el coprotagonista deja de sentir lo mismo, delante de sus narices. La película de una muerte a cámara lenta. En ese caso la amistad o el amor o el pacto o lo que sea que os unió en el pasado, se desvanece.

sembrar semillas de amorUna planta no se muere si no dejas de echarle agua.Tampoco te pide cada tres o cuatro días que se la eches. Es un vinculo sin contrato o un contrato sin firmar, como el que tienes con tu perro, con tu gato o con esa belleza inadvertida por tantos, que te regala la vida y de la que tu has querido participar, siendo testigo.

No se puede echar de menos lo que tienes. Es imposible.

Con lo que si te echo de menos, mal asunto, porque si algo he aprendido es que no es dable pedir amor y muchísimo menos exigirlo.

Tendremos que empezar, entonces, a replantearnos otras posturas sobre ese desequilibrio natural, tal vez la del desamor. C’est la vie.

¿Que es en realidad lo que un enamorado siente?

Exactamente lo que Manolo Tena supo perfectamente escribir y describir en otro de sus temas.

Ponle atención a la letra, pónsela de verás, porque si estas enamorado lo único que harás será darle a enviar, o Compartir toda esta maraña de versos desordenados, pero claro, tendrás que tener un par, tendrás que estar enamorado y no conozco a ningún enamorado que no sea capaz de poner toda la carne en el asador, porque te recuerdo algo y esto ya, no va sólo por mi.

No hay nostalgia peor, que añorar lo que nunca jamás sucedió. SIENTE.


Tan cansado de esperarte, tan ansioso de abrazarte, como ayer.
Y tan loco por tenerte, tan febril, tan impaciente, como ayer.
Quiero amarnos tan a ciegas, si. Besar tus manos, tocar tu boca, sentir tu piel…
Y revivir en nuestra cama el dulce drama de tu cuerpo yéndose.
Tu eres agua y yo soy fuente y fluyo con tu corriente, yéndome.
Quiero amarnos tan a ciegas, si. Besar tus manos, tocar tu boca, sentir tu piel…
Porque sin ti seré como el río, no tendré nada mío.
Tu serás la ola que se pierde tan sola.
Malherido mi corazón ha perdido ya la razón
y es que si no vuelves más, siento que voy a volverme loco… Loco por verte.

Solo sueño acariciarte como hierba rodearte; Hombre y mujer.
Con el mundo en la mirada y mi cuerpo en tu alma derramándose.
Abrazarnos tan a ciegas, si… Besar tus manos, tocar tu boca, comer tu piel…
Porque sin ti seré… Como el río…no tendré nada mío…
Tú serás la ola que se quiebra tan sola.

Malherido mi corazón ha perdido ya la razón.

¡Pobre río!, no tendré nada mío .
¡Pobre ola!, que se pierde tan sola.
Malherido mi corazón ha perdido ya la razón,
siento que no vuelves más
y pienso que voy a volverme loco… loco por verte.

El día que fuimos Dos…Y perderme en tu cintura, recorrerte tan desnuda (savia para mi sed).
Abrazarnos siempre a ciegas, si… Besar tus manos, beber tu boca, comer tu miel…
Y si no vuelvo jamás a verte y para siempre, Eternamente, Serás un río que se aleja del mío,
Yo seré la ola, que se quiebra tan sola. Solos, tristes, sin porvenir,
ni ya tan solo poder sentir.
Pobre río no tendré nada mío, Pobre ola que se quiebra tan sola,
Malherido mi corazón
Malherido tu corazón
Pobre río no tendré nada mío
Pobre ola, que se pierde tan sola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *